Una sanción de hace tres años impide a Modric jugar la ida de la Supercopa

R. C. MADRID.

Luka Modric no podrá jugar el domingo en el Camp Nou (22.00 horas, Telecinco) la ida de la Supercopa de España contra el Barça. El centrocampista croata del Real Madrid deberá cumplir un partido de sanción tres años después de haber sido expulsado por doble amonestación en el minuto 89 de la vuelta de la Supercopa de 2014 contra el Atlético.

Las sanciones impuestas en la Supercopa de España por dos amarillas se deben cumplir en la misma competición y, dado que el Real Madrid no disputó este torneo en 2015 ni en 2016, se perderá el primer choque del doble duelo contra el Barcelona para decidir un título que se resolverá el miércoles día 16 en el Santiago Bernabéu (23.00 horas, también retransmitido por Telecinco).

Zinedine Zidane deberá por tanto improvisar un nuevo centro del campo, diferente al formado por Kroos, Casemiro, Modric e Isco -el malagueño en la mediapunta- que alineó el martes contra el Manchester United en la Supercopa de Europa.

Si Modric hubiese sido expulsado con roja directa en aquel partido disputado el 22 de agosto de 2014 habría tenido que cumplir su castigo en el siguiente encuentro de Liga. Sin embargo, al tratarse de una expulsión motivada por dos amonestaciones, la suspensión que le impuso entonces el juez de Competición de la Federación Española de Fútbol (FEF) deberá afrontarla en el Camp Nou.

El máximo candidato para ocupar el puesto de Modric ante los azulgrana es su compatriota Kovacic, reforzado por su buen rendimiento durante la pretemporada, aunque no jugó en Skopje.

Fotos

Vídeos