«¿Protegerse, de qué? Los niños riojanos no tienen la peste»

J. G. LOGROÑO.

El Comillas es uno de los clubes de cantera más prolíficos de La Rioja y, seguramente, de todo el norte peninsular. En los últimos tres años ha sacado más de una decena de jugadores que militan ahora en juveniles y filiales de equipos de primera división (6 están en el propio Athletic, 3 en el Betis y 5, en el Alavés). Para sus técnicos, lo sucedido con Ibaigane es «un mal trago», pero tampoco quieren darle «más importancia de la que realmente tiene». «No entramos a valorar su filosofía o sus decisiones. Las respetamos de manera caballerosa y escrupulosa», asegura su director, Miguel Ángel Caro.

Sin embargo, el club no ha entendido las declaraciones de Urrutia. El presidente rojiblanco aludió el pasado martes directamente al Comillas. «Ha crecido mucho en los últimos años y ese proceso natural (de captación de nuevos valores) quizá se ha convertido en algo más artificial, así que lo que hemos hecho es proteger lo que a los socios tanto les importa», en referencia a la filosofía del club. «Pero protegerse ¿de qué?», se pregunta Caro. «Los niños riojanos no tienen la peste. No lo comprendemos», concluye.

El Comillas quiere que el Athletic liquide «cuanto antes» el acuerdo, porque «nuestros chavales están parados y desconcertados». No pueden probar en otros equipos. «Tenemos otras dos propuestas sobre la mesa», desveló. El conjunto logroñés ha dado muchos buenos jugadores. Uno de sus pupilos, Gerardo García León, jugó una final de Champions con el Valencia y es hermano de Edu García León, también exfutbolista del Loyola y director del centro de tecnificación de Oyón desde su apertura, y de Moisés García León, ex jugador de Zaragoza, Villarreal y Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos