Fútbol base

Oyón se rebela contra Urrutia

Edu García León conversa con sus jugadores en Oyón :: /L.R.
Edu García León conversa con sus jugadores en Oyón :: / L.R.

Eduardo Terroba, alcalde, afirma estar en contra de la decisión de Urrutia, que califica de absurda, y asevera que ni el pueblo ni la Oyonesa han tenido nada que ver con ella

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

«Quiero que quede muy claro que estamos totalmente en contra de la decisión que ha tomado el Athletic y que ni el Ayuntamiento de Oyón ni la Oyonesa tienen nada que ver con ella. Lo digo porque ya se ha producido algún insulto, tímido, a jugadores de la Oyonesa en campos riojanos. En contra de la decisión que ha tomado el señor Urrutia o su junta directiva, que no el Athletic, que está por encima de todos ellos. Es absurdo y un sinsentido».

Ayer fue un día ajetreado para Eduardo Terroba, alcalde de Oyón. De hecho, lo han sido los últimos. Incluso, las semanas más recientes. Desde que el Athletic de Bilbao decidió expulsar a los niños riojanos del centro de tecnificación con el que venían trabajando en el Oion Arena, la vida de alcalde y de la localidad se han alterado. «No entendemos las razones que da el Athletic para tomar esta decisión. Estamos en desacuerdo y también molestos», comentaba Terroba, que decía hablar en nombre de la corporación municipal y de muchos vecinos.

«Cuando Josu Urrutia dice que algo que era natural se ha convertido en artificial, hay que recordarle que antes de que el Athletic firmase con la Oyonesa en el año 2009, tenía convenio suscrito con el Tedeón, equipo de La Rioja, y en Navarrete colocó su centro de tecnificación. ¿Qué me está contando el señor Urrutia? ¿Por qué se está convirtiendo en algo artificial si el Athletic ya tecnificaba en La Rioja?», recuerda Eduardo Terroba.

«Sólo pedimos que Josu Urrutia admita que quizá se ha equivocado», indica Terroba, que asume no entender por qué se ha expulsado a esos niños. Nada más lejos de la realidad. En su comparecencia de hace unos días, Urrutia aseguró que el Athletic no debía pedir perdón por lo que ha hecho. El mismo Urrutia que decidió firmar por primera vez los convenios con Comillas y Berceo, a través de la Oyonesa, en el 2012. A esa firma le han seguido dos renovaciones, la última en junio y hasta el 2020. «En el contrato que se firmó entre el Athletic y la Oyonesa en el 2009, año de apertura del centro, no se negaba la entrada a nadie. Es Urrutia quien decide firmar como clubes convenidos, que cobraban, a Comillas y Berceo. Y resulta que en junio renueva y en octubre dice que no vale nada. Y a esto se añade otro sinsentido: que a los niños que no pueden venir a Oyón se les niegue la posibilidad de tecnificar en otro sitio. Nosotros pagamos todos los gastos de mantenimiento y queremos que en el campo se juegue a fútbol. Mejor 500 niños que 100. Y aquí han venido jugadores de clubes que no gozaban de convenio, caso de niños de Calahorra. ¿Cómo es posible?», insiste.

Eduardo Terroba no sabe hasta dónde podrá llegar con sus quejas. De momento, ya le han comunicado desde Ibaigane que no se podrá verse cara a cara con Josu Urrutia. «Le pedimos una reunión para explicarle el sentimiento de la gente de Oyón ante esta decisión, pero no nos va a recibir. Nos ha remitido a Jon Berasategi (director general) y José María Amorrortu, director deportivo. No sé si Urrutia debe pedir perdón o no, pero las formas no han sido las correctas. No entendemos nada, pero mucho menos que se renovase en junio los contratos de Comillas y Berceo cuando veía que el centro se estaba convirtiendo en algo artificial», concluye el alcalde de Oyón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos