CLIMATOLOGÍA

Cuando la nieve se impone al fútbol

Un grupo de niños disfruta con la nieve sobre el terreno de juego de La Salera, en Nájera. :: f. domínguez
/
Un grupo de niños disfruta con la nieve sobre el terreno de juego de La Salera, en Nájera. :: f. domínguez

El clima obligó ayer a suspender numerosos partidos en La Rioja

I. G.

logroño. El protagonismo futbolístico ayer en La Rioja no fue para los goles, la polémica o las paradas de los guardametas. Ni mucho menos. Todas las miradas estuvieron puestas en el clima, en la nieve y en cómo las condiciones metereológicas iban a afectar a los encuentros programados en la región. Finalmente, el manto blanco ganó la partida en muchos escenarios, obligando a suspender muchos partidos.

En concreto, en la Tercera riojana fueron cinco los enfrentamientos aplazados. Desde primera hora de la mañana, las redes sociales mostraron las condiciones de algunos los campos que tenían que acoger duelos vespertinos y ya se antojaba complicado que allí se pudiera jugar ayer al fútbol. Así, el Náxara-Villegas fue el primero en aplazarse y no tardó en seguirle la confirmación de que ni el Alfaro-UDL Promesas ni el Casalarreina-Varea se iban a jugar.

Al mediodía, se sumó a esa lista el enfrentamiento entre el Calahorra-Yagüe, que ya ha sido programado para el próximo miércoles a las 20.30 horas, así como el Agoncillo-River Ebro que tendría que haberse disputado en San Roque. En gran parte del resto de los escenarios de la vigésima jornada la decisión final quedó pendiente para la tarde. Entonces, los colegiados fueron los encargados de determinar si el campo presentaba unas condiciones óptimas para el desarrollo del juego o no. En Oyón, por ejemplo, hasta media hora antes no se tomó la decisión final y el partido entre los locales y la Sociedad Deportiva Logroñés comenzó a la hora prevista.

En la Tercera División riojana se aplazaron la mitad de los partidos de la vigésima jornada

No sólo la Tercera riojana se vio afectada por la nieve. Tampoco se pudo disputar, por ejemplo, el partido entre el Varea y el Arenas en la División de Honor Juvenil. Los vizcaínos se acercaron a Logroño, pero un manto blanco cubría el campo de hierba artificial del barrio logroñés, impidiendo así la disputa del encuentro. Algo similar les sucedió a las jugadoras del Pradejón femenino. En su caso, tendrían que haberse visto las caras con el Aurrera de Vitoria, pero al llegar a la capital alavesa se les informó que el partido no se iba a jugar y las riojabajeñas regresaron a casa. Además, en categorías inferiores, muchos partidos deberán buscar nuevo hueco en el calendario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos