Zidane, el rey de las finales

El francés iguala a Luis Molowny con ocho títulos como técnico del club blanco

JULIÁN ALÍA

En menos de dos años Zinedine Zidane se ha colocado en la segunda posición histórica del Real Madrid en cuanto títulos conseguidos como entrenador. Con el triunfo ante Gremio, aventajó a Vicente del Bosque y empató al mítico Luis Molowny con un año menos en el banquillo, siendo ya solo superado por Miguel Muñoz, pero muy lejos todavía de sus catorce títulos en casi la misma cifra de años (trece y nueve meses).

De hecho, solo teniendo en cuenta el último año del entrenador francés, ya ocuparía la quinta posición, igualando a Leo Beenhakker con cinco trofeos gracias a las conquistas de la Champions, la Liga, ambas Supercopas y el Mundialito de Clubes, que se suman a los tres títulos de la campaña anterior (Champions, Supercopa de Europa y Mundialito). Además, el Madrid alargó en Abu Dabi hasta doce su racha de finales internacionales sin perder. La última derrota, ante Boca Juniors en la Copa Intercontinental de 2000.

Hasta la fecha, desde que Zidane sustituyó a Rafa Benítez en el banquillo blanco, solo ha perdido dos títulos. La Liga en su primer año, a la que se incorporó con una desventaja considerable respecto al Barcelona, y la Copa del Rey en el segundo, donde cayó eliminado ante el Celta. Ninguna final ha cedido el entrenador de Marsella de las siete que ha disputado, muy distinto a su carrera como jugador, conocido como 'le chat noir' (el gato negro), en la que cayó en las finales de la Champions de 1997 (ante el Borussia de Dortmund) y de 1998 (ante el Real Madrid) con la Juventus.

Tras la final del Mundialito, el galo reconoció que la Liga que conquistó la temporada pasada es el título que recuerda con más cariño. «Si me tengo que quedar con uno, porque la competición es la más exigente, la única Liga que he ganado de momento», dijo.

Asimismo, declaró que espera que Cristiano permanezca en el club mucho tiempo: «Para nosotros es fundamental que se quede toda la vida y hasta el final. Está en su club, en su casa y lo que ha hecho y sigue haciendo nadie lo va a hacer. Ojalá que siga aquí hasta su retirada». También lo deseó el astro portugués, elegido el mejor de la final, aunque matizó que no depende de él. Por su parte, Luka Modric recibió el Balón de Oro por todo el torneo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos