Mundial 2018

Rusia 2018

Trump 'mete un gol' a Irán: Nike deja de suministrar botas a la selección

Donald Trump./Efe
Donald Trump. / Efe

La firma norteamericana evita así una multa del Departamento del Tesoro por romper las sanciones impuestas al país persa por el Gobierno norteamericano

JUANMA MALLO

Alrededor de 850.000 euros tienen la culpa. Una multa a la que se expondría la empresa deportiva Nike si suministra su calzado a los futbolistas de Irán y, de esta manera, rompe las sanciones impuestas al país asiático por Estados Unidos. Hay que mirar al pasado para entender esta decisión, a la época en la que la revolución islámica de 1979 acabó con la dictadura del último Sha de Persia, Reza Pahlevi. Entonces, el llamado bloque occidental, con los yanquis a la cabeza, determinó una serie de castigos al país, ampliada años después porque el régimen de los ayatolá se sumergió en la carrera nuclear. No obstante, en 2014, algunas de esas medidas punitivas fueron levantadas parcialmente después de que Teherán alcanzase el pacto de no proliferación con Washington y Bruselas. No obstante, la llegada de Donald Trump provocó que todo eso saltara por los aires y, claro, aquellas firmas que contaban con permiso para disponer de acuerdos comerciales con Irán se quedaran sin él: la totalidad de las sanciones volvían a estar en vigor.

De este modo, Nike ha preferido no arriesgar y evitar la multa del Departamento del Tesoro, y también una posible condena de cárcel a sus rectores, y ha dejado sin sus botas al conjunto de Carlos Queiroz, que este viernes debuta ante Marruecos y está en el grupo de España. «Las sanciones de EEUU significan que Nike, como compañía norteamericana, no puede proveer de calzado en estos momentos a los jugadores de la selección nacional de Irán», expresó la compañía en un comunicado el pasado viernes.

Enfado de Carlos Queiroz

Esta estrategia ha provocado un enorme enfado al extécnico del United y el Madrid, entre otros. No entiende el paso dado por la multinacional, que calza al 60% de los profesionales que disputarán el Mundial de Rusia. «En mi opinión, creo que era un comunicado innecesario por parte de Nike. Todo el mundo sabe que existen las sanciones. Deben salir y disculparse por esta conducta arrogante frente a 23 chicos. Es ridícula e innecesaria. Debería suceder exactamente lo contrario porque el 99% de los jugadores compran las botas. El comunicado debería ser el opuesto, agradeciéndoselo. Y los jugadores están acostumbrados a sus prendas deportivas, así que es injusto obligarles a que cambien de zapatillas una semana antes de los partidos importantes», reprochó en Sky Sports con dureza el portugués, un hombre curtido en mil batallas.

El contratiempo, de todos modos, se limita a las botas -algunos futbolistas han tenido que pedir prestado el calzado a sus compañeros-, debido a que Adidas, alemana, es la marca que viste a Irán. De esta manera, Trump le ha 'metido' el primer gol al equipo asiático. Este viernes, a partir de las cinco, se conocerá el efecto de este castigo. Eso sí, como dice un ejecutivo de Nike a 'Afp', existe una forma de regatear la 'prohibición': «No estamos autorizados a entregar nuestros productos a los jugadores iraníes. Sin embargo, si un futbolista decide que quiere contar con botas y comprárselas él mismo, potencialmente podría usarlas durante el Mundial», ha indicado Bert Hoyt, vicepresidente de Nike a cargo del área de fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos