Mundial 2018

Rusia 2018

Marruecos, sin pegada, no pasa del empate ante Ucrania

El marroquí Mbark Boussoufa y el ucraniano Oleksandr Karavayev se disputan el balón en un momento del partido./Reuters
El marroquí Mbark Boussoufa y el ucraniano Oleksandr Karavayev se disputan el balón en un momento del partido. / Reuters

Una de las rivales de España en la primera fase del Mundial careció de pegada para llevarse el encuentro ante los ucranianos

EFE

Marruecos no consiguió pasar del empate (0-0) en el amistoso que disputó este jueves en Ginebra ante Ucrania, un partido en el que la falta de pegada de los 'Leones del Atlas' les impidió transformar en goles su dominio en el juego.

La selección marroquí, que se enfrentará con España, Portugal e Irán en la fase de grupos del Mundial, fue ligeramente superior a su oponente y gozó de las mejores ocasiones para anotar, pero no tuvo contundencia en el área y tuvo que conformarse con la igualada en su primer amistoso de preparación antes de viajar a Rusia.

0 Marruecos

Munir; Benatia (Achraf, m.46), Da Costa, Saiss; N. Amrabat (Fayçal Fajr, m.72), Boussoufa, El Ahmadi (Ait Bennasser, m.72), Mendyl (S. Amrabat, m.83); Belhanda (Bouhaddouz, m.64), Ziyech y Boutaib (Harit, m.46).

0 Ucrania

Pyatov; Karavaiev, Kryvtsov, Burda, Matviyenko; Kovalenko (Shaparenko, m.46), Stepanenko (Malinovskyi, m.64); Zinchenko, Yarmolenko (Marlos, m.46), Konoplyanka; y Seleznyov (Besyedin, m.46).

Árbitro
: Sandro Scharer (Suiza). Amonestó al marroquí Belhanda (m.61) y a los ucranianos Zinchenko (m.61) y Shaparenko (m.75).
Incidencias
: partido amistoso disputado en el Estadio de Ginebra. Al acabar el encuentro hubo lanzamiento de objetos e invasión de campo por parte de los hinchas marroquíes.

El seleccionador de Marruecos, Hervé Renard, dispuso un poco habitual esquema con tres centrales (Belhanda, Da Costa y Saiss) que desplazó a Hamza Mendyl y Nordin Amrabat a la posición de carrileros; Mbark Boussoufa y Karim El Ahmadi formaron el doble pivote, mientras que Hakim Ziyech y Younes Belhanda, con mucha libertad de movimiento, flanquearon en la delantera a Khalid Boutaib.

Marruecos salió timorata, pero no tardó en hacerse con el mando del partido y demostró una palpable voluntad de poseer el balón y presionar a los zagueros ucranianos. Bajo la batuta de un muy inspirado Boussoufa, los 'Leones del Atlas' encontraron espacio en las bandas con frecuencia, y Amrabat y Mendyl llegaron con peligro a la línea de fondo en numerosas ocasiones.

En una de ellas llegó una de las oportunidades de gol más claras del primer tiempo. Una buena jugada de Mendyl por el flanco izquierdo acabó en un centro que Ziyech remató 'mordido', pero obligando al meta Pyatov a estirarse para desviar el balón al palo.

La Ucrania del otrora Balón de Oro Andriy Shevchenko tuvo una puesta en escena conservadora, con un compacto 4-2-3-1, y se encomendó al talento y la velocidad de Yevhen Konoplyanka, Oleksandr Zinchenko y Andriy Yarmolenko, que aprovecharon cada transición con espacios para sembrar el pánico en la defensa magrebí.

Los europeos metían miedo al contraataque, pero en una situación similar estuvo a punto de abrir el marcador Marruecos: cuando Amrabat iba a quedarse solo ante Pyatov, este salió a unos treinta metros de distancia de su portería, pegó un balonazo que se estrelló en el jugador del Leganés y el esférico salió rebotado muy cerca de la meta ucraniana.

Vuelta al esquema clásico

Tras el descanso, Renard volvió a su sistema base. El lateral derecho del Real Madrid Achraf Hakimi entró por Benatia para instaurar una línea de cuatro defensas y Boutaib salió por Amine Harit, por lo que Belhanda retrasó su posición y Amrabat se quedó como único punta.

De este modo, Marruecos recuperó su habitual solidez defensiva y redujo la distancia entre sus líneas, si bien la ausencia de un delantero centro al uso la alejó más si cabe del gol.

La segunda mitad transcurrió con un ritmo decreciente. Ucrania se hizo más protagonista de la mano de Zinchenko y la producción ofensiva de Marruecos pasó a depender casi en exclusiva de las conducciones de Harit y las incursiones de Mendyl. En los últimos diez minutos, Ziyech y el recién ingresado Aziz Bouhaddouz tuvieron sendas oportunidades para dar el triunfo a Marruecos, desbaratadas en ambos casos por Pyatov.

Los hombres de Renard jugarán dos amistosos más antes de viajar a Rusia, el 4 de junio ante Eslovaquia y el 9 de junio contra Estonia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos