Mundial 2018

Rusia 2018

«Tarjeta roja» a Israel por la suspensión del amistoso contra Argentina

El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub. /AFP
El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub. / AFP

Los palestinos, acusados de «capitular ante el terrorismo», se congratulan de la cancelación del partido que estaba previsto para el sábado en Jerusalén

LAURENT LOZANOJerusalén

Los palestinos aplaudieron este miércoles la suspensión del partido amistoso entre Israel y Argentina, al tiempo que el gobierno israelí lamentó que Buenos Aires haya cedido «ante los que predican el odio contra Israel».

El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, aseguró este miércoles que la cancelación supone una «tarjeta roja» a Israel. «Lo que ha pasado es una tarjeta roja de todos a los israelíes», afirmó el dirigente.

Más información

Para Israel, que organizó el partido coincidiendo con el 70 aniversario de su fundación, la anulación del encuentro sigue a otros similares, relacionados con el conflicto con los palestinos.

El ministro de Defensa Avigdor Lieberman, uno de los pesos pesados del gobierno, lamentó que «la élite del fútbol argentino no haya podido resistir a las presiones de los que predican el odio contra Israel y cuyo único objetivo es violar el derecho fundamental a defendernos y destruir Israel» «Capitulación ante el terrorismo», tituló por su parte el periódico progubernamental 'Israel Hayom'.

Israel está sometida desde hace décadas a una campaña mundial de boicot por la ocupación y la colonización de los Territorios Palestinos. El partido también suscitaba interrogantes en Argentina, sobre todo en lo deportivo, en un período crucial de la preparación del Mundial de Rusia.

El encuentro habría sido organizado por la ministra de Cultura israelí, Miri Regev, muy implicada en las celebraciones del 70 aniversario. Un portavoz de la federación israelí dijo a la agencia AFP esta semana que su organización no estaba implicada en el evento.

Las dudas sobre el carácter únicamente deportivo del partido se acrecentaron por el hecho de que de las 31.000 localidades que tiene el Teddy Stadium, donde se iba a disputar el encuentro, sólo 20.000 se pusieron a disposición del público.

«Quemar» la camiseta de Messi

El presidente de la Federación Palestina de fútbol pidió el domingo a Messi, una estrella en los Territorios igual que en el resto del mundo, que no jugara y pidió a los palestinos que «quemarán» su camiseta si fuera necesario.

En un contexto de nuevas tensiones en la Franja de Gaza, también reclamó a Messi que no contribuyera a ocultar los «crímenes» israelíes.

Las protestas se ampliaron más allá de los Territorios Palestinos y el martes, frente al campo de entrenamiento de la selección argentina en Barcelona, varios activistas palestinos mostraron una camiseta de la selección argentina pintada de rojo sangre.

La embajada de Israel en Buenos Aires, que anunció el martes la «suspensión» de este partido, aseguró de las «amenazas y provocaciones» contra Lionel Messi, «que lógicamente suscitaron la solidaridad de sus pares».

Amenazas a los jugadores

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo por su parte que «también habría incidido mucho una campaña que se ha viralizado en los medios de amenazas a los jugadores».

«El propio director técnico del seleccionado (Jorge Sampaoli) había pedido que no se hicieran más partidos y que la selección se concentrara en el primer partido en Rusia», añadió.

El partido, que inicialmente estaba previsto en Haifa, iba a disputarse el sábado en Jerusalén. El cambio de lugar reforzó la movilización palestinas, en pleno debate sobre el estatuto de la ciudad santa.

El Israel-Argentina iba a ser el último partido amistoso de preparación ante del Mundial de Rusia, en el que la albiceleste debutará contra Islandia el 16 de junio en el grupo D.

«Por salud y sentido común»

Según el diario argentino 'Clarín', la federación argentina ya habría recibido 1,5 millones de dólares por el partido.

Pero desde que se anunció el encuentro, el seleccionador argentino Jorge Sampaoli no parecía convencido sobre su oportunidad en lo deportivo.

«No soy yo el que decido cuándo y contra quién jugamos», declaró Sampaoli tras la victoria 4-0 contra Haití en un partido disputado el 29 de mayo en Buenos Aires.

«Al final se pudo hacer lo correcto. Ya quedó atrás. Obviamente, primero la salud y el sentido común», aseguró por su parte Gonzalo Higuaín tras la suspensión.

Israel denuncia ante la FIFA

La Federación Israelí de Fútbol anunció ayer una demanda contra la Federación Palestina ante la FIFA tras la anulación del amistoso a causa de las «amenazas» que según los israelíes sufrieron los jugadores argentinos.

«Nos enfrentamos a un acto de terrorismo futbolístico por parte de la Federación de fútbol palestina y de su presidente. No se trata simplemente de otro discurso más ante el congreso (de la FIFA) o de una propuesta más en la agenda, sino de amenazas contra los jugadores que vienen a Israel», dijo ante la prensa el vicepresidente de la Federación Israelí, Rotem Kamer.

«Se le dice al mundo árabe que quemen la camiseta de Messi, se amenaza a las familias de los jugadores...», añadió, sin más precisiones sobre quién habría formulado esas amenazas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos