GRUPO C

El resultado deseado por Dinamarca y Francia

RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL EN MOSCÚ MOSCÚ.

Francia cerró ayer su clasificación a octavos de final del Mundial y lo hizo como primera del Grupo C. Dinamarca salvó los muebles al quedar segunda, pero gracias sobre todo a la victoria de Perú sobre Australia, selecciones ambas que han quedado eliminadas. Este factor debió ser determinante, ya que los daneses, aunque a ojos vista buscaron la victoria, no lo hicieron con la suficiente intensidad.

0 DINAMARCA

0 FRANCIA

Dinamarca
Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Christensen, S. Larsen; M. Jorgensen, Delaney (Lerager, m.92); Braithwaite, Eriksen, Sisto (Fischer, m.60); y Cornelius (Dolberg, m.75)
Francia
Mandanda; Sidibe, Varane, Kimpembe, Lucas Hernandez (Mendy, m.50); Kanté, Nzonzi; Dembelé (Mbappé, m.79), Griezmann (Fekir, m.69), Lemar; y Giroud.
Árbitro
Sandro Ricci (BRA), amonestó al danés Jorgensen (48)

Francia, por tanto, no vio necesidad de hacer un esfuerzo extra y su selección, pese a todo, continúa sin dejar buenas sensaciones. Durante el partido, especialmente en el segundo tiempo, hubo repetidos pitidos por la falta de goles.

El partido comenzó con un fuerte empuje de los escandinavos. Braithwaite llegó dos veces a la meta gala. Después Francia tomó la iniciativa, pero con un ritmo más bien bajo. Hacia la mitad del primer tiempo, el encuentro se animó un poco, pero, al saberse que Perú había marcado, el ritmo volvió a ralentizarse. Dinamarca disminuyó algo la presión al verse clasificada.

En un partido bronco pero con sólo una tarjeta, los que más bombardearon la portería danesa fueron Giroud, Dembelé y Griezmann. El jugador del Atlético de Madrid perdió una pelota frente a la portería del adversario en el minuto 45. Más tarde, salieron Mbappé y Fekir, que también intentaron de lo lindo romper el empate en los últimos minutos del partido. Los artilleros daneses pusieron en tensión a Mandanda, también en numerosos tiros fallidos. En suma, un choque accidentado, pesado, nada vistoso y, sobre todo, exento de goles. Se alcanza así un récord con 37 partidos seguidos con al menos un gol. El último encuentro de un Mundial con 0-0 fue el de semifinales del 2014 entre Holanda y Argentina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos