Leyendas: Al Owairan

Su tanto a Bélgica en el Mundial de 1994 le valió el apelativo de 'el Maradona del Golfo Pérsico'