Infantino ya vive su primera acusación

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha sido acusado de haber dado el visto bueno a la Federación Turca de Fútbol (TFF), que en un caso de partidos amañados que manchó su campeonato en 2011 decidió sancionar a los clubes responsables con menos dureza que la prevista en su reglamento. Los diarios 'Le Monde' y 'The Guardian' publicaron ayer un correo electrónico de Infantino del 20 de enero de 2012, cuando era secretario general de la UEFA, en el que daba su aprobación a una propuesta de la secretaria general de la TFF, Ebru Köksal. La dirigente turca había sugerido una serie de sanciones específicas «en lugar de las previstas en los reglamentos disciplinarios» contra el Fenerbahçe, acusado de haber amañado partidos. Los reglamentos de la TFF prevén un descenso de los equipos culpables de amaños. El Fenerbahçe ganó el campeonato en detrimento del Trabzonspor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos