Grosso, el último héroe italiano

El italiano pasó a la leyenda tras marcar a Alemania en las semifinales del Mundial de 2006 y anotar además el último tanto de la tanda de penaltis en la final contra Francia