Lo garantiza el VAR

El VAR, la estrella del Mundial

Monitores. Un asistente analiza una jugada en la sala de operaciones del VAR. :: reuters
/
Monitores. Un asistente analiza una jugada en la sala de operaciones del VAR. :: reuters

«Pone justicia al fútbol», destaca el exinternacional David Albelda después de que el videoarbitraje haya cambiado el fluir de los partidos hasta en 17 ocasiones

PEDRO CAMPOS

En estos días de canícula, hay tres tipos en la barra de un bar que ahogan sus penas. Míchel, Luis Enrique y Joaquín cuentan sus batallitas, esas que, en justicia, a día de hoy no deberían existir. Pero la historia del fútbol siempre recordará el gol fantasma del madridista en México ante Brasil, el codazo de Tassotti al asturiano previo a la eliminación en EEUU y el centro del bético en Corea que acabó en gol de Morientes y que el árbitro Al Ghandour anuló al entender que había salido el balón. Injusticias que el VAR habría resuelto. Se ha tenido que esperar hasta 2018 para evitar desafueros arbitrales. Nunca es tarde si la dicha es buena.

El videoarbitraje se ha convertido en la verdadera estrella del Mundial. Ha dejado en actores secundarios a Messi, Cristiano o Neymar. Nadie acapara más atención que el señor de negro y sus amigos sentados ante un porrón de televisiones. El gesto con los dedos índices dibujando un rectángulo decide el futuro de los equipos. Su incidencia en los resultados es innegable y ha conseguido que se bata el récord de penaltis en una Copa del Mundo. Se han señalado una veintena de penas máximas en 36 partidos. El récord lo tenía Corea y Japón 2002 con 18 en todo el campeonato, mientras en Brasil 2014 se pitaron 13. El designado a Griezmann en el Francia-Italia dio el pistoletazo en Rusia a la ayuda del VAR para disparar desde los 11 metros.

Hasta el lunes, los árbitros se han dirigido hasta en 17 ocasiones hasta la televisión. En 11 ocasiones han sido para dirimir si había o no penalti. El más mediático fue el de Neymar. El brasileño cayó desplomado cuando ni le habían rozado. Propio de un Oscar de Hollywood. Pero ha habido más. El serbio Prijovic, que había recibido una amarilla, acabó con una roja, mientras que en el Francia-Perú el colegiado mostró una cartulina a Flores, pero tras ver las imágenes se dieron cuenta de que el merecedor era Aquino. Y una situación diferente fue la que vivió Harry Kane en el Inglaterra-Panamá. El VAR confirmó que no había fuera de juego y el británico conseguía un triplete.

Hasta ahora habían sido decisiones aisladas hasta que llegó el Portugal-Irán, partido que ha batido el récord. Hasta en tres ocasiones el equipo dirigido por el italiano Massimiliano Irrati recibió ayuda. Primero llegó un penalti a favor de Portugal por derribo a Cristiano Ronaldo, que este falló, luego dejó en amarilla una agresión del madridista al persa Pouraliganji y, por último, la pena máxima a favor de Irán por manos de Cédric. Eran las 21.48 horas, un momento frenético que coincidió con el gol de Aspas de espuela que anuló Ravshan Irmetov. Pero Félix Zwayer hizo su trabajo ante las cámaras y advirtió al uzbeko de que no había fuera de juego. «Nos ha salvado el VAR porque dice la verdad», comentó Sergio Ramos al acabar el partido. Se trataba de la segunda ocasión que el videoarbitraje analizaba a España. La primera fue en el choque ante Irán, que anuló el tanto de los hombres de Queiroz por fuera de juego. España se lleva bien con el VAR.

Uno de los futbolistas que estuvo presente en el nefasto espectáculo de Al Ghandour fue David Albelda. El histórico capitán del Valencia está encantado: «Para ser las primeras veces que se utiliza, se está haciendo de manera ágil. Pone justicia al fútbol, aunque a los que perjudica dicen que es un desastre y a los que beneficia dicen que es fantástico».

Nadie lo puede discutir

Quien también avala el VAR es César Escribano, que fue asistente en Primera durante seis años. «El VAR ha conseguido que las decisiones sean acertadas y no se puedan discutir por nadie. Quita presión a los árbitros y a los asistentes, ya no tienen toda la responsabilidad. En la historia ya no habrá un gol en fuera de juego ni habrá simulaciones. Genera un fútbol más justo y va a bajar el nivel de agresividad, de violencia en el fútbol, y la gente va a entender la dificultad de arbitrar. Es imposible protestar algo que todo el mundo está viendo por televisión», indica Escribano.

veces ha actuado el VAR en los 36 partidos hasta el lunes.

de las 17 actuaciones han sido sobre penaltis.

veces intervenido el Videoarbitraje en el encuentro entre Irán y Portugal. Es el duelo con más 'trabajo' para el VAR.

veces se ha empleado para España y en ambas ocasiones a favor. Tanto en el gol anulado a Irán, como en la concesión del gol de Aspas ante Marruecos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos