El Madrid desea volver a dominar las áreas

Karim Benzema, en una de las acciones que remató al palo frente Al Jazira en Abu Dhabi. :: reuters/
Karim Benzema, en una de las acciones que remató al palo frente Al Jazira en Abu Dhabi. :: reuters

Benzema deja dudas pero Zidane y Florentino le avalan, se descarta a Icardi pero sí se firmará un portero

RODRIGO ERRASTI

madrid. «No quiero que venga un delantero ahora. Karim ha estado muy bien. Estoy decepcionado porque el balón no ha querido entrar», zanjó en público Zinedine Zidane tras el agónico triunfo frente Al Jazira en el Mundial de Clubes. El francés defendió a Karim Benzema, al que suplió con 1-1 después de que no marcase ante el equipo anfitrión, unas veces por los palos y otras por su mala puntería en situaciones claras ante el nervioso Ali Khaseif. Es la énesima vez que sale a dar la cara por su compatriota, cuestionado por no ser un depredador en el área, en público (es recordado su enfrentamiento con Gary Lineker) pero también lo viene haciendo en privado.

En las últimas semanas, y pese a que Florentino Pérez ha sido todos estos años un defensor a ultranza de Benzema, José Ángel Sánchez, el director general de la entidad, había planteado -tras escuchar a distintos técnicos y empleados del área de fútbol del club- a 'Zizou' las opciones de fichar un punta en invierno de nivel muy alto y que no hubiese jugado en la Champions. En esos parámetros entraba Mauro Icardi, ahora en el Inter, pero aunque el argentino había mostrado su interés se ha desestimado su fichaje.

Los registros de Benzema de cara a gol son preocupantes; Gareth Bale, pese a haber estado lesionado en varias fases de la campaña, tiene mejores números que el delantero francés. El '11' lleva muchos menos minutos esta temporada pero Bale ha participado en el mismo número de goles: 9. En el caso del galés ha anotado cuatro goles y ha dado cinco asistencias en tan solo 755 minutos mientras que el '9' anotó, tras 37 disparos, cinco goles además de dar cuatro pases de gol pero casi en el doble de minutos (1.330). Benzema tampoco cuenta con el apoyo de la afición, pese a que para Zidane la «BBC es innegociable» desde que llegó al cargo. Sólo algunas lesiones, como la de Gareth Bale, le ha impedido usar de inicio a su tridente ofensivo en los grandes partidos.

Pese a haber estado lesionado, Bale tiene mejores cifras que Karim Benzema

La suerte que tiene Zidane, que en privado sí añora a Álvaro Morata y en menor medida a Mariano Díaz (ahora triunfando en el Lyon) aunque en ese caso considera que Borja Mayoral puede realizar esa función, es que Cristiano ha vuelto a enchufarse. Volvió a marcar por tercer encuentro consecutivo (Dortmund, Sevilla y Al Jazira) en el primer duelo del torneo mundialista, en el que ya es el máximo goleador. Un registro más para animar al goleador histórico del Real Madrid (420), de Portugal (79), de la Champions (113) y de las Eurocopas (9) que expresó en público una idea que ronda por Chamartín: James Rodríguez, Álvaro Morata y Pepe hacían más fuerte al campeón de Europa.

Kepa... y otro en verano

No sentó bien en la caseta porque pareció un mensaje contra Jesús Vallejo, Marcos Llorente y Borja Mayoral. Tampoco gustó a Zidane, que finalmente sí ha cedido en la contratación de un portero y no se cierra en banda a la de un central. Florentino Pérez, presente en Abu Dabi, lleva tiempo queriendo fichar otro portero. Uno de nivel, ya que considera que tras las lesiones Keylor Navas no está a la altura de lo que necesita el club. Primero lo intentó con David de Gea, el titular de la selección y mejor jugador las últimas campañas en un Manchester United siempre contrario a su salida.

Ahora la situación de Kepa Arrizabalaga, del que lleva mucho tiempo dando informes Luis Llopis (que trabajó con el internacional en su etapa en Bilbao como ayudante de Joaquín Caparrós) le ha permitido cerrar un portero joven, nacional de mucho presente y futuro. La complicada renovación del guardameta con el Athletic favorece al Real Madrid que, sabiendo que el club vasco no negociará y sólo aceptará el pago de la cláusula, tiene decidido ejecutarla para evitar que el meta de Ondárroa (que estuvo a punto de firmar por el filial blanco en 2013 pero al final dio marcha atrás) pueda vivir unos meses complicados en Bilbao.

En el club blanco se trabaja ya pensando en que el vizcaíno se incorporará en enero para competir con Keylor y Kiko Casilla, que ha dejado dudas cuando jugó. La hoja de ruta del club pasa por dar salida a Keylor aprovechando su participación en el Mundial, donde Costa Rica se medirá a Brasil, Suiza y Serbia. Y no se descarta intentar ir a por dos metas con pasado rojiblanco: De Gea, el preferido del presidente, o un Courtois que reconoce en público que aún no ha renovado con el Chelsea porque se plantea volver a España.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos