Vitolo ya está en casa

Víctor Machín 'Vitolo' durante su presentación como jugador de la UD Las Palmas. :: efe
Víctor Machín 'Vitolo' durante su presentación como jugador de la UD Las Palmas. :: efe

La UD Las Palmas presenta al jugador canario, que jugará cedido hasta diciembre antes de vestir la camiseta del Atlético de Madrid

EFE LAS PALMAS.

El futbolista Víctor Machín 'Vitolo' declaró este jueves en su presentación como jugador de la UD Las Palmas que es «consciente» de que le debe «todo» al Sevilla FC, con el que rescindió este miércoles su contrato de forma unilateral, y tuvo palabras de agradecimiento para el club de Nervión, en el que estuvo los últimos cuatro años.

El extremo internacional reconoció que fue el Sevilla el que apostó por él cuando lo fichó procedente del conjunto grancanario, y que siempre ha «sudado la camiseta como el que más» en el equipo andaluz, pero entiende que no ha hecho nada ilegal tras depositar el importe de la cláusula de rescisión y quedar libre. «Nunca nadie me podrá reprochar nada, ni dentro del campo ni fuera. Le estaré siempre agradecido al Sevilla, al club, a su presidente y a los compañeros», reiteró en varias ocasiones. Vitolo entiende que la afición sevillista pueda estar «cabreada» con él, si tiene que volver a jugar en el Sánchez-Pizjuán con otra camiseta, ya sea la de Las Palmas o la del Atlético de Madrid, su destino final a partir de enero de 2018, pero reitera que lo dio «todo por ese escudo» y recuerda que ganó «títulos europeos», por lo que se siente «orgulloso» de haber formado parte de ese equipo.

El jugador reconoció que estuvo «cerca de renovar con el Sevilla», pero faltaban «algunos flecos» y el Atlético de Madrid «apostó fuerte» por él, con un proyecto que le convenció, por lo que tomó una decisión en la que se puede «equivocar o no», pero ya está «tomada», con el aliciente, además, de jugar en el equipo de su tierra durante unos meses, hasta final de 2017. Con respecto a que el Sevilla pueda ejercer acciones legales, por un hipotético compromiso en el que aceptaba su renovación, Vitolo dijo que si el presidente José Castro opta por esa vía, él no es «nadie para pararlo», pero recalca que todo lo que ha hecho en estas últimas 48 horas es «legal».

«Nunca nadie me podrá reprochar nada, ni dentro del campo ni fuera» «Le estaré siempre agradecido al Sevilla, pero entiendo que la afición pueda cabrearse»

Su controvertida salida de Nervión, mediante el pago de su cláusula de rescisión, quedó ayer solapada con el caluroso recibimiento que le ha brindado en el Estadio de Gran Canaria la misma afición que, hace solo cinco meses -12 de febrero pasado- le recriminaba con pitos en este mismo escenario haber provocado un penalti inexistente en el área isleña que inició la remontaba sevillista en el Sánchez-Pizjuán (2-1), en el partido de la primera vuelta, disputado en septiembre de 2016.

De héroe a villano en Sevilla, y viceversa en Las Palmas. Vitolo, de 27 años, fue aclamado por unos seguidores que lo disfrutarán entre agosto y diciembre, ya que a partir del 1 de enero de 2018, para los aficionados de Las Palmas, la carroza se convertirá en calabaza cuando Vitolo cumpla su compromiso con el Atlético hasta 2022.

Fotos

Vídeos