Thomas rescata al Atlético

Thomas Partey dispara el balón para conseguir, en el descuento, el gol del triunfo colchonero. :: afp/
Thomas Partey dispara el balón para conseguir, en el descuento, el gol del triunfo colchonero. :: afp

El triunfo les da oxígeno a los de Simeone, que continúan sin encontrar respuestas a la falta de confianza y juego del equipo colchonero Un gran disparo del ghanés en el descuento decide el aburrido partido de Riazor

IGNACIO TYLKO MADRID.

El ghanés Thomas Partey evitó en el descuento que el Atlético se marche al tercer parón de la Liga sumido en una profunda depresión. El mejor jugador de los colchoneros en este momento, autor también del único gol ante el Qarabag y un moderno centrocampista 'box to box', acertó en una jugada aislada, en un golpe franco al borde del área que tocó en corto Gabi para que el canterano sorprendiese al descolocado Pantilimon con un sutil tiro de rosca. Pero esta victoria, como la conseguida en el último desplazamiento a Vigo, no puede esconder la cruda de la realidad del Atlético.

0 DEPORTIVO

1 ATLÉTICO

Deportivo
Pantilimon, Juanfran Moreno, Sidnei, Schar, Luisinho (Fernando Navarro, min. 82), Guilherme, Bakkali (Andone, min. 75), Borges (Mosquera, min. 75), Valverde, Cartabia y Lucas.
Atlético
Oblak, Juanfran Torres, Savic, Godín, Lucas, Thomas, Augusto (Gameiro, min. 60), Gabi, Saúl, Correa (Gaitán, min. 46) y Griezmann (Giménez, min. 80).
Árbitro
Álvarez Izquierdo (Comité Catalán): Mostró amarilla a Griezmann, Savic, Juanfran Moreno, Luisinho, Andone, Siney
Gol
0-1: min. 91, Thomas.

Este gol le da la vida para seguir luchando en Liga sin despegarse aún más del Barça y mitigar la tristeza provocada por su situación en la Champions, pero es un equipo sin juego, sin grandeza, sin confianza y sin Griezmann, cambiado incluso a diez minutos del final por Giménez. Una modificación que, aunque a la postre le salió de maravilla a Simeone, evidencia la enfermedad del Atlético. Es cierto que sólo ha perdido un partido en toda la temporada, ante el Chelsea en el Wanda Metropolitano, pero suma dos victorias y seis empates en sus últimos ocho encuentros.

Sin hacer una revolución, ya que las lesiones de jugadores como Koke, Filipe Luis y Carrasco reducen de forma drástica su profundidad de plantilla, Simeone le dio una vuelta de tuerca a su equipo en Riazor. Sobre todo, buscó más orden, equilibrio y consistencia con la presencia de Augusto en el centro del campo.

Hubo mucho músculo, trabajo a destajo de unos y otros, pero nula fluidez. A diferencia de otros partidos, en los que el Atlético regaló la iniciativa a sus rivales, incluido el campeón de Azerbayán, esta vez trató de presionar algo más arriba y de tener más presencia. Pero salvo un par de disparos desviados de Saúl y una frivolidad de Griezmann dentro del área que acabó en nada, no asustó a un Deportivo que vivió tranquilo pero tampoco obligó a a trabajar a Oblak.

Tuvo una Griezmann, pero disparó ya muy escorado a las manos de Pantilimón y Gameiro al fin acertó, pero estaba en fuera de juego. Cae una y otra vez el francés en posición adelantada. Del Depor sólo hubo noticias a la salida de un córner, faceta en la que a los rojilblancos les rematan de cabeza el 50% de las veces. Esta vez lo hizo Guilherme, pero fuera. Cuando Cristóbal introdujo a Mosquera y a Andone, Simeone respondió con Giménez por Griezmann, quien ya no decide partidos. Quedaba una internada plena de potencia de Lucas en el descuento y el factor sorpresa de Thomas.

Fotos

Vídeos