Test final antes de recibir al PSG

Cristiano charla con Modric en presencia de Bale y Casemiro. :: efe/
Cristiano charla con Modric en presencia de Bale y Casemiro. :: efe

Zidane alineará de nuevo a su tridente ofensivo para calibrar las fuerzas del Real Madrid con vistas a la trascendental eliminatoria europea

AMADOR GÓMEZ

madrid. A 11 días de la ida de la trascendental eliminatoria de Liga de Campeones contra el PSG el Real Madrid afrontará este sábado en el Ciutat de València un test final con vistas al cruce que marcará el futuro de Zinedine Zidane ya que, aunque antes de recibir el miércoles 14 al conjunto de Neymar aún quedará otro partido de Liga en el Bernabéu frente a la Real, el técnico francés tiene previsto alinear frente al Levante al que considera su mejor equipo posible. Aunque para enfrentarse en casa al PSG Carvajal está sancionado y Zidane deberá recurrir entonces a Nacho para el lateral derecho, el técnico del Real Madrid recurrirá este sábado por segundo encuentro consecutivo a su famoso tridente de ataque que ya ensayó ante el Deportivo, aunque entonces fue Borja Mayoral quien ocupó el puesto del lesionado Benzema.

Tras 11 goles en los últimos dos choques ligueros (7-1 al equipo coruñés y 1-4 al Valencia), Zidane repetirá el 4-3-3 al que no renunciará mientras estén disponibles Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo, e intentará que los futbolistas en los que más confía continúen con su rehabilitación anímica y refuercen su autoestima con vistas a una cita vital para el madridismo y, sobre todo, para el propio entrenador, que en un alarde de optimismo que la lógica no sostiene (a 19 puntos del Barça), debe ser el único que piensa que «la Liga no está sentenciada, porque en el fútbol no se puede decir nada hasta el final». «Tenemos que recuperar la confianza antes del partido contra el PSG y seguir en la línea de los últimos partidos», reconoció ayer Zidane, que dice seguir pensando «en el día a día» y que no le preocupa «lo que vaya a pasar el año que viene».

ALINEACIONES

«Estoy aquí para pensar en lo que va a pasar ahora, en estos partidos, como el de mañana contra el Levante», aclaró el entrenador galo, consciente de que con la BBC en condiciones, e Isco como principal damnificado, y con el regreso del recuperado Sergio Ramos, tiene otra oportunidad para calibrar las fuerzas de su equipo, aunque el Levante, en su peor momento de la temporada, no plantee la exigencia del Valencia. Será contra la Real Sociedad cuando Zidane podrá apostar por las rotaciones y dar descanso a algunas de las estrellas para no arriesgarse a un contratiempo cuatro días antes de la visita del PSG. De momento, Bale, Benzema y Cristiano son indiscutibles, aunque Zidane reitere que le gustan «todos los jugadores con diferentes dibujos». «Los tres ahí arriba es donde más rinden, en sus sitios, pero tengo otras posibilidades», recordó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos