Fútbol

Liga Santander

Jornada 34

Otro fiasco de la 'unidad B'

Sergio Ramos se lamenta tras fallar un penalti ante el Sevilla. /AFP
Sergio Ramos se lamenta tras fallar un penalti ante el Sevilla. / AFP

El Sevilla saca tajada ante un Madrid destemplado al que el arreón final sólo le sirvió para maquillar el marcador

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Nuevo fiasco de la 'unidad B' del Real Madrid, que cayó merecidamente en el Ramón Sánchez Pizjuán ante un Sevilla que sacó tajada de la tremenda apatía con que se condujeron los pupilos de Zinedine Zidane en el primer tiempo para obtener tres puntos indispensables en su pelea por estar la próxima temporada en la Liga Europa. No necesitó siquiera el cuadro nervionense de un notable ejercicio futbolístico para superar a un rival que le había zarandeado con una 'manita' en la primera vuelta. Le bastó con echarle un poco de ganas al conjunto que ahora dirige Joaquín Caparrós, que suma dos triunfos en otros tantos encuentros desde que el técnico utrerano regresó a su banquillo.

Eso y el tremendo empuje de Ben Yedder, que dejó como un guiñapo a Vallejo cada vez que se cruzó con el central maño, fue más que suficiente para doblegar a un adversario que sólo tiene espacio en su cabeza para Kiev, por mucho que Zidane se canse de repetir por activa y por pasiva que el objetivo es terminar la Liga lo más alto posible.

No caló el discurso del galo en sus futbolistas, que entregaron la primera parte sin sudar apenas y que únicamente sacaron algo de casta en la figura de Sergio Ramos en la segunda. Insuficiente con todo el brío del camero, que falló incluso un penalti por derribo sobre Lucas Vázquez y se marcó un gol en propia puerta, aunque luego se desquitó con otro en la meta correcta, para levantar el choque en un estadio que sigue sin perdonarle por aquella deserción de hace casi trece años y que se le ha indigestado a la escuadra merengue, ya que allí suma cinco derrotas en sus seis últimas visitas.

Falta de intensidad

Lógico desenlace de un duelo entre un equipo ordenado y animoso y otro destemplado y sin sangre, más pendiente de dosificar fuerzas para la final de la Liga de Campeones que otra cosa y en el que volvieron a naufragar los jóvenes que llegaron el pasado verano para pasar todo el curso con más pena que gloria en las pocas oportunidades que les ha dado Zidane. Ni punto de comparación con aquel efervescente 'plan B' que integraban los James, Morata y compañía.

3 Sevilla

David Soria, Layún, Mercado, Pareja, Lenglet, Escudero, Pizarro, N'Zonzi, Vázquez (Roque Mesa, min. 78), Muriel (Sandro, min. 61) y Ben Yedder (Carriço, min. 81).

2 Real Madrid

Kiko Casilla, Nacho, Sergio Ramos, Vallejo, Theo, Casemiro (Marcos Llorente, min. 86), Kovacic, Ceballos (Borja Mayoral, min. 69), Asensio, Lucas Vázquez y Benzema.

GOLES:
1-0: min. 25, Ben Yedder. 2-0: min. 44, Layún. 3-0: min. 83, Sergio Ramos (p.p). 3-1: min. 86, Borja Mayoral. 3-2: min. 95, Sergio Ramos, de penalti.
ÁRBITRO:
Mateu Lahoz (Valenciano). Mostró amarilla a Mercado, Pizarro, Sergio Ramos y Escudero.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 34ª jornada de Liga, aplazado en su día por la final de la Copa del Rey, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 38.524 espectadores.

Acudió sin urgencias el cuadro de Zidane, que tras dejar a Cristiano Ronaldo recuperándose en Madrid de su leve esguince en el tobillo derecho y evitar el viaje a la ciudad andaluza también a Keylor Navas, Varane, Marcelo, Kroos y Modric, al margen del sancionado Bale, dio galones a Marco Asensio y Lucas Vázquez y descargó en el renacido Benzema la responsabilidad de incordiar a los centrales del Sevilla.

Más información

Con Ceballos oficiando de Modric y Kovacic de Kroos, le faltó al Madrid profundidad todo el choque, penalizado por la ubicación de Benzema como fijador de la retaguardia sevillista, labor en la que se le ve mucho más incómodo que cuando tiene a Cristiano por delante y el '9' puede aplicarse como '10', lo que en realidad es.

Pagó por ello y por la abulia de todo el once un duro peaje ante un Sevilla que respondió bien a su mayor nivel de urgencia, galvanizado por Ben Yedder, permanente azote de la zaga visitante mientras estuvo sobre el rectángulo. Crucial el galo en la acción del primer tanto, nacido en la retaguardia del Sevilla. Filtró un pase bombeado Pareja buscando el desmarque de Muriel, que tras ganarle la partida a Vallejo, dejó bien la bola para que Ben Yedder superase a Sergio Ramos y solventase con un certero disparo la salida de Kiko Casilla.

Poco efecto tuvo el gol en los futbolistas del Real Madrid, pendientes de mayores empresas que de una Liga en la que la posibilidad de alcanzar el subcampeonato no invita ni un ápice a dejarse la piel, pese a que la del Sánchez Pizjuán debía ser, a priori, una opción atractiva para los meritorios. La echaron por tierra. Muy nervioso Vallejo, Theo no dio profundidad por el costado izquierdo y a Ceballos le costó encontrar socios todo el partido.

Faltaba también intensidad defensiva, y de ahí sacó provecho el conjunto de Caparrós para anotar el segundo. Ben Yedder, otra vez, resultó clave en una jugada en la que Vallejo volvió a entrar a destiempo, sin que pudiese corregir ya cuando el cuero llegó a N'Zonzi, que se la dejó a Layún para que el mexicano sellase su segunda diana desde que aterrizó en el último mercado invernal. Tremendamente desafortunado el maño, que precisa de más continuidad y tablas para asentarse como el defensa que apunta a ser. Y aún habría de llegar una tercera diana local, ya en el segundo periodo, en una acción en la que Theo no cubrió bien a Mercado, que tuvo la fortuna de encontrar la pierna de Sergio Ramos en un disparo que el camero acabó llevando a la red. El arreón final ya sólo le sirvió al Madrid para maquillar el resultado con un tanto de Borja Mayoral y otro de Sergio Ramos, que sí atinó a la segunda desde los once metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos