Sánchez Flores, duodécimo entrenador destituido este año

Sánchez Flores, ayer. :: efe/
Sánchez Flores, ayer. :: efe

EFE

barcelona. El Espanyol destituyó ayer a Quique Sánchez Flores como técnico y cesó al hasta ahora director deportivo del club, Jordi Lardín, a causa de los malos resultados del equipo, decimosexto en la tabla con 36 puntos. La decisión, según la entidad, fue adoptada «con la clara voluntad de afrontar las jornadas restantes de la presente temporada y la preparación del curso deportivo 2018-19 en las mejores condiciones».

Quique Sánchez Flores se convierte así en el duodécimo entrenador relevado esta campaña en Primera División. Se marcha tras escuchar pitos de la grada de Cornellà-El Prat en la derrota del Espanyol ante el Eibar del pasado miércoles. Fue el quinto encuentro consecutivo del equipo sin conocer la victoria y sin siquiera marcar, la tercera peor racha de los últimos 35 años. Una situación que tensionó hasta el límite el club y al entrenador.

David Gallego, que venía desempeñándose como entrenador del filial, tomará de manera interina las riendas del primer equipo y se estrenará en el banquillo hoy, en la visita a Montilivi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos