Un ridículo mayúsculo por cuatro millones

LaLiga apuesta por el VAR ya que Tebas considera que no merece la pena gastar en tecnología de línea de gol

JULIÁN ALÍA

Madrid. Los cuatro millones que cuesta el 'Ojo de Halcón' le parecen demasiado al presidente de LaLiga, que vio cómo el disparo de Messi superaba claramente la línea de cal pero no subía al marcador. También el de Markel Bergara ante el Athletic de Bilbao, pero con mucho menos revuelo. El único motivo por el que ambos no fueron concedidos fue su 'elevado' coste.

La FIFA solo tiene homologados los servicios de 'Hawk-Eye' y 'GoalRef', mientras que desde LaLiga creen que, con una mínima modificación, el sistema de 'MediaCoach', que ya está implementado y del que pueden disfrutar los 42 equipos de Primera y Segunda División, podría desempeñar este papel.

Homologarlo es lo que costaría los cuatro millones, algo a lo que Javier Tebas no está dispuesto. En enero de este mismo año, el presidente de los clubes profesionales declaró: «En 2013 y 2014, se desechó por su coste y sólo había dos empresas homologadas por la FIFA a un valor de casi cuatro millones de euros. Todos los años hay unas siete u ocho acciones de este tipo de jugadas y nos parecía una barbaridad, sabemos que no vale eso en el mercado. Queremos tecnología, pero a menor precio, se desechó por eso».

Meses más tarde, culpó a Ángel María Villar, entonces presidente de la FEF, de que el VAR no estuviese todavía implementado en lo que él denomina «la mejor liga del mundo», como sí ocurrirá la próxima temporada. Actualmente, el VAR se puede utilizar para cuatro supuestos: infracciones en los goles, penaltis, tarjetas rojas y confusiones de identidad. Por ello, debería ser modificado para poder rearbitrar jugadas tan claras como la ocurrida en Mestalla y que no precisan de alta tecnología para averiguar si el balón traspasó la línea o no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos