Mercado de invierno atípico y con grandes nombres

JULIÁN ALÍA

madrid. Mercado invernal muy distinto a años anteriores o a lo que, en principio, se espera de un período de traspasos con la temporada ya comenzaba. El período que antes se utilizaba para recolectar un par de parches o alternativas ha pasado a utilizarse como un potenciador de propuestas e incluso de aspiraciones. No así en el caso del campeón de Europa y de Liga, ya que el Real Madrid ha flirteado con figuras como Kepa Arrizabalaga, pero al final sigue como está por deseo expreso de su técnico, Zinedine Zidane.

El Barcelona, que parecía herido al comienzo de verano con la marcha de Neymar, marcha ahora líder indiscutible, con el flamante fichaje que se le resistió en verano: Philippe Coutinho. El brasileño ha llegado al conjunto azulgrana, previo pago de 120 millones de euros más variables. Menos fuegos artificiales acaparó la llegada del central colombiano Yerry Mina por unos 12 millones, que ocupará el puesto de Javier Mascherano. El club catalán también colocó en la puerta de salida a Arda Turan (Basaksehir), Rafinha (Inter) y Deulofeu (Watford), que salieron como cedidos.

Pep Guardiola volvió a hacer alarde de poderío económico y se llevó a su Manchester City a Aymeric Laporte, cuyo pago de 65 millones acabó desembocando en la llegada de Iñigo Martínez al Athletic de Bilbao por otros 32.

En el resto de clubes nacionales, destacan un gran número de incorporaciones, como las de Diego Costa y Vitolo para el Atlético de Madrid, ansiadas desde verano. Por su parte, el Sevilla suma en su plantilla valores del nivel de Sandro Ramírez, Roque Mesa y Miguel Layún.

El Valencia cuenta desde hace días con Francis Coquelin y con Luciano Vietto; el Villarreal se ha reforzado con Javi Fuego y con Enes Unal para mitigar la baja de un Cedric Bakambu que dejó 40 millones de euros; ilusionante ha sido también para el Betis, que ha firmado de un perfil de jugador muy del técnico Quique Setién como Marc Bartra.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos