Los mediocentros de París, el dilema de Zinedine Zidane

Zinedine Zidane. :: efe/
Zinedine Zidane. :: efe

Modric y Kroos se entrenan con el grupo, pero llegarán justos para el martes, e Isco y Kovacic son candidatos para salir de inicio

PABLO DÍAZ

madrid. Una vez superado el trámite ante el Getafe y recuperada la moral de cara al partido de mañana en París ante el PSG (20.45 h. Antena 3), Zidane se enfrenta a un gran dilema: quién acompañará a Casemiro en el centro del campo en el Parque de los Príncipes. El técnico blanco ha recuperado a Kroos y a Modric, que ya se entrenan al mismo ritmo que sus compañeros, aunque su falta de minutos tras sus respectivas lesiones hacen que el francés no tenga claro si apostar por su titularidad o dar la alternativa a otros jugadores.

Las opciones que maneja Zidane son diversas, aunque hay dos jugadores que parecen contar con ventaja: Isco y Kovacic. El malagueño realizó el sábado un partido notable ante el Getafe, y lleva mucho tiempo pidiendo a gritos tener relevancia en un gran partido como el del martes; mientras que el croata es el recambio habitual en el centro del campo cuando faltan Modric o Kroos, con lo que sería de esperar que formase parte del once. Hay que recordar que ya fue titular en el clásico frente al Barcelona de la primera vuelta.

A pesar de estas preferencias, hay otros jugadores, como Lucas Vázquez o Marco Asensio, que ya han demostrado que tienen cabida en el equipo aunque el triplete formado por Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo parta de inicio, con lo que quieren ponerle difícil la decisión a Zidane. El balear ha respondido siempre que el técnico ha tirado de él, con goles y asistencias en momentos delicados de la temporada, mientras que Lucas Vázquez es un caso aparte, ya que los minutos de los que ha disfrutado este año se los ha ganado a pulso gracias a un gran trabajo en los entrenamientos y a una actitud inmejorable. El gallego es, a día de hoy, el segundo jugador de campo que más goles produce del equipo, sólo superado por Cristiano Ronaldo.

Dentro del marco de la elección, habrá que ver si el entrenador blanco opta por mantener su habitual 4-3-3, con el tridente jugando de inicio, o si, por contra, se decanta por un 4-4-2, donde se reduciría a dos la cantidad de mediocampistas que jugasen y habría cabida para un atacante más, pasando Bale, en caso de partir como titular, a actuar de interior, como ya ocurrió en el partido ante el Alavés, que finalizó con goleada blanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos