Primera

El Madrid trata de recomponerse y no manejaba un plan B

Zinedine Zidane y Mauricio Pochettino. /Reuters
Zinedine Zidane y Mauricio Pochettino. / Reuters

Los históricamente deseados Pochettino y Löw acaban de renovar por lo que tampoco quedan muchas opciones reales en el mercado (Wenger, Conte o apostar las opciones caseras Guti y Míchel)

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

 ¿Y ahora qué? Es la pregunta que se hacen muchos aficionados al Real Madrid, pero también los propios jugadores.... y directivos blancos. La inesperada salida de Zinedine Zidane, adelantada por el francés al presidente el pasado miércoles por la tarde, pilló por sorpresa a todos en el club. No se esperaban que el técnico tomase tal decisión. Sabían que esta campaña le había desgastado. No hubo grandes enfrentamientos más allá del pulso por el caso Kepa, aunque al técnico sí le molestaba que se pusieran en tela de juicio la mayoría de sus decisiones: desde las suplencias de Bale, al debut de su hijo Luca en el último partido liguero. Todos pensaron que ganar la 'decimotercera' calmaría el calentón de Zizou, consciente que no ganar otra 'orejona' le dejaba en la cuerda floja. «Ha tomado la mejor decisión marchándose, no había buen ambiente en Madrid. Sabía que él, si no hubiera ganado la Champions, habría sido despedido. Esto se sabía desde hace tres meses, ha tomado la decisión adecuada. Ha habido muchas polémicas en el Madrid y Florentino también quiere ser el entrenador. Cuando gana está contento y cuando no se gana, alguien tiene la culpa. Yo vencí y me echaron de todas maneras», consideró Fabio Capello en 'Sky Sport', que lo calificó de «uno de los más grandes entrenadores de la historia del Real Madrid».

El italiano incluso llegó a aventurarse con el posible relevo. «Creo que Guti podría sustituir a Zidane. De lo contrario, Conte o Sarri», dijo barriendo hacia su país. Lo cierto es que el técnico que más gusta a Florentino Pérez desde hace años es Mauricio Pochettino, pero el argentino renovó la semana pasada como entrenador del Tottenham. Lo hizo tras tener contactos con el Chelsea, que asume la salida de Antonio Conte, pero, según declara su entorno más cercano, lo hizo con una cláusula de liberación en el caso de que el Real Madrid le llamara. «Mauricio conoce bien España y tiene un cierto tipo de juego, puede ser», aventuró Capello. Le tocará ahora a José Ángel Sánchez contactar con él para saber si desea dar el salto a Madrid. El argentino, que hace unos meses repudió en público al Barcelona por su pasado 'perico', no oculta que uno de sus sueños sería dirigir al Real Madrid. «Voy a ser muy claro: no voy a ser nunca entrenador del Barcelona o del Arsenal porque me identifico mucho con el Espanyol y el Tottenham. Crecí en Newell's Old Boys y, por ello, no voy a dirigir nunca a Rosario Central».

Más información

Veremos si Daniel Levy, presidente del Tottenham, con el que el club blanco tuvo duras negociaciones en los fichajes de Luka Modric y Gareth Bale, acepta perder a su técnico. La continuidad de Harry Kane y Delle Alli había hecho al técnico dar el sí a seguir hasta 2023. Si la opción de Pochettino no fuese posible el otro que más gusta, por estilo de juego, es Joachim Löw, pero está centrado en defender corona con Alemania en el Mundial. Además de que también renovó hace dos semanas hasta 2022 para cumplir 16 años en el cargo, ya que está al frente de la 'mannschaft' desde 2006 y siempre le ha clasificado al menos hasta semifinales. Además, incluso en el caso de que pudiera liberarse de su contrato no podría planificar la plantilla hasta mediados de julio. A partir de ahí, todas las opciones son una incógnita. Aunque las casa de apuestas colocan a Wenger y Conte entre los candidatos, no hay un orden definido. Tampoco para apostar por una opción madridista, que podría ser Guti más que un Míchel que viene de acumular dos malas experiencias en Málaga y Marsella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos