El Madrid busca la remontada

Casemiro y Bale ayudan a levantarse a Modric. :: efe/
Casemiro y Bale ayudan a levantarse a Modric. :: efe

Los blancos esperan mantener el ritmo de Champions ante un Málaga en descenso

ÓSCAR BELLOT MADRID.

Espoleado por la contundente victoria europea ante el Apoel, y con la autoestima de Cristiano Ronaldo y Benzema reforzada por los dobletes que firmaron en Nicosia, el Real Madrid recibe en el Bernabéu al Málaga, el equipo ante el que selló su último título de Liga, con el objetivo de dar el pistoletazo de salida a la 'operación remontada'. La visita de un rival de la zona baja que no conoce la victoria en el coliseo blanco y que cuenta por derrotas todas sus salidas en lo que va de campaña, en las que ni siquiera ha marcado un gol, combinada con el complicado encuentro ante el Valencia que habrá de afrontar el domingo el Barça en Mestalla dibujan un escenario proclive, a priori, para que la escuadra de Chamartín empiece a descontar la considerable ventaja que le lleva el líder. El margen de error se ha agotado y en Chamartín saben que no pueden fallar hoy.

Lo asumió Zidane al reconocer que nunca se imaginó estar a estas alturas de temporada a diez puntos del Barça, aunque se mostró confiado en las posibilidades de reducir esa distancia. «Sabemos dónde estamos y sabemos lo que tenemos que hacer. Somos positivos y mentalmente estamos bastante fuertes, sabiendo que estos partidos, de aquí al final de año, serán decisivos para recortar puntos y preparar nuestro próximo título, que es el Mundial de Clubes», indicó el técnico. Espera dar el primer paso este fin de semana aprovechando el duelo entre el primer y el segundo clasificado.

ALINEACIONES

Ganó confianza el vigente campeón con la goleada en Chipre y Zidane recupera además efectivos. Keylor Navas, Kovacic y Bale volvieron a entrenarse esta semana, aunque aún es pronto para verles en acción. No estará Ramos, que ensayó ya con la máscara y cuyo objetivo es estar listo para el choque ante el Athletic, lo que dará una oportunidad en el eje de la zaga a Vallejo.

Baja es también Marco Asensio, que se perderá varios partidos. Ausente el balear, Isco volverá a ser el encargado de enlazar con Cristiano y Benzema, de nuevo con pólvora. El objetivo de Zidane es mantener la eficiencia defensiva, con tres partidos consecutivos sin encajar.

Míchel, que regresa al estadio en el que conoció la gloria como futbolista aliviado por los dos triunfos cosechados en los tres últimos partidos y que advirtió que llegan al Bernabéu «con intenciones», aunque para ello tendrán que mostrar una solidez atrás que hasta ahora no han exhibido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos