El Madrid hace autocrítica, sabe de sus problemas y piensa en la Copa

IGNACIO TYLKO MADRID.

Unas imágenes grabadas en el túnel de vestuarios del Santiago Bernabéu antes de que los jugadores del Real Madrid salieran a calentar en el choque del pasado sábado ante el Villarreal demuestra que la plantilla blanca sí hace autocrítica dentro, aunque luego ante la opinión pública se niegue la existencia de algún déficit físico y futbolístico y se aluda sobre todo la mala suerte de cara al gol. «¡Confianza chavales! ¡Vamos a cambiar esta mierda, va, vamos!», arenga Marcelo, uno de los capitanes, a sus compañeros, según difundió este lunes Gol televisión. Y en el descanso, con 0-0 en el marcador, el canterano Nacho les dice: ¡Que no nos pase lo de las segundas partes!

Por lo tanto, uno le pone un calificativo inequívoco a la situación por la que atraviesa el equipo de Zinedine Zidane y el otro asume que el Madrid empeora según pasan los minutos, hasta el punto de que en los últimos cinco partidos de Liga, ante Athletic, Sevilla, Barcelona, Celta y Villarreal, no ha conseguido ver puerta en las segundas partes y, sin embargo, ha encajado nada menos que siete goles. El equipo que volaba en verano y hacía disfrutar a la afición, ha desaparecido. Descansó el domingo y este lunes volvió al trabajo en Valdebebas con la mirada puesta ya en el choque del jueves en Butarque, importante porque la Copa del Rey se ha convertido ahora en una de las prioridades.

Falta de gasolina, mal momento de pesos pesados, fragilidad defensiva, dificultades para sorprender a balón parado, pérdida de autoestima y confianza, pobre utilización de la plantilla, ausencia de variantes tácticas durante los partidos.... Muchos y diferentes son los problemas que han conducido a la crisis y que Zidane debe analizar con sus hombres de confianza y resolver en un mes, ya que el 14-F aparece señalado en rojo en el calendario por la visita del París Saint-Germain en el primer asalto de octavos de final de la Champions.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos