Kiko Casilla busca opciones en el mercado tras el acuerdo con Kepa

GONZALO BARQUILLA MADRID

El jueves a última hora varios medios anunciaron que Kepa Arrizabalaga pasó «con éxito» un reconocimiento médico en la clinica Sanitas de La Moraleja. Más o menos a esa hora Kiko Casilla rayó a buen nivel en Soria, en el que pudo ser su último partido con el Real Madrid. Al acabar el duelo Zidane no quiso confirmar la noticia pero tampoco desmentirla y mantuvo su tesis de que no desea salidas en el mercado invernal. El club, dos días antes, le explicó la necesidad de hacerse con Kepa, una oportunidad inesperada del mercado: internacional de 23 años, con gran potencial e informes positivos personales por parte del preparador de porteros del club (Luis Llopis). En la «discusión del martes» entre Zizou, Florentino Pérez y José Ángel Sánchez, el francés asumió que la llegada iba a ser inminente, después de que en Abu Dabi le hubiesen informado que tenían atado al vasco para dos fechas: junio y enero, opción preferida ahora por el jugador pese a que está lesionado. La «fractura incompleta en la base del segundo metatarsiano del pie derecho» inquieta a las dos partes pero el club, como viene reconociendo en privado desde hace varias semanas, le explicó al técnico, que tiene asumido pagar la próxima semana la claúsula de 20 millones pese a que en junio quedaba libre. Eso sí, niega -también en privado- que el jugador haya pasado reconocimiento médico, sobre todo por el tema legal. Ziganda recordó que «por supuesto que no» tenía permiso para viajar a Madrid. Pero Casilla ya mira opciones de futuro. Se le relaciona con el Depor, que busca portero pese a tener tres en plantilla, y con el Newcastle, donde Benítez pide fichajes pero el propietario no le corresponde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos