Kepa vivirá una jornada frenética en La Rosaleda

El cuerpo técnico tiene previsto hacer debutar al meta del Athletic en el amistoso ante Costa Rica en plena tormenta sobre su renovación

RODRIGO ERRASTI

las rozas. Kepa Arrizabalaga sentirá en Málaga que miles de ojos le controlan. El joven vasco (23 años) no termina de renovar el contrato que finaliza en junio de 2018 con el Athletic, que hace un año no tenía prisa por comenzar la negociación (usando el argumento de que contaba con Herrerín e Iraizoz), pero ahora quiere sujetar al portero con una millonaria cláusula de rescisión, lo que provoca que viva rodeado de rumores sobre su futuro. Los últimos le sitúan como agente libre el verano en el Real Madrid, donde tienen buenos informes sobre él y ello ha generado muchos comentarios entre sus compañeros de selección. La mayoría en privado, aunque algunos han tenido que comentar el tema en público. «Es un gran portero y tiene una trayectoria muy buena. El año pasado ya hizo buenos partidos. Está jugando a un nivel espectacular. Al Madrid siempre llegan los mejores y si el club apuesta por un futbolista, los jugadores de la plantilla estaremos ahí para apoyarle y arroparle», expresó Nacho Fernández.

En el vestuario de 'La Roja' no faltan las bromas sobre las constantes 'actualizaciones' públicas de su renovación, estancada por la insistencia del club en blindar a su portero, que en la anterior concentración confesó a sus más afines que no tenía prisa por renovar pero que era optimista por llegar a un acuerdo económico. Uno de sus principales apoyos en el grupo es Saúl Ñíguez, con quien compartía habitación en el pasado Europeo sub-21. «Lleva siendo mi compañero mucho tiempo. Casi siempre nos poníamos juntos, porque éramos los más jóvenes. Nos juntamos e hicimos fuerza y piña. Es un crack como persona y jugador. Tiene unas condiciones espectaculares, humanas y futbolísticas. Es de esas personas que se merecen todo», afirma.

Lopetegui evita entrar «en ningún tipo de especulación de lo que pueda pasar» del futuro de los jugadores que están en algún proceso complicado con su club y recuerda que siempre tendrán un equipo, «la selección» en la que serán bien recibidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos