La hora de Yerry Mina en un Barcelona de urgencias

P. RÍOS

barcelona. Sin el sancionado Umtiti ni el lesionado Vermaelen, con el renqueante Piqué en la lista de 18 pero llamado a ser reservado de inicio, el Barça recibe al Getafe con un único central entero, aunque llegado en el mercado de invierno y que todavía no convence a Ernesto Valverde: Yerry Mina.

El colombiano fue una sugerencia de la dirección deportiva, que tenía su fichaje apalabrado para el verano, pero que lo adelantó a enero debido a que Mascherano pidió marcharse ya a China. Internacional, los 12 millones que se pagaron al Palmeiras le convirtieron en una oportunidad de mercado que el técnico aceptó, aunque tenía otras preferencias como Iñigo Martínez, ya en el Athletic tras pagar los 30 millones de cláusula a la Real Sociedad. Mina debutó el jueves en Copa en Mestalla, pero sólo entró en el minuto 82 cuando Piqué había arriesgado la rodilla que le lesionó Gerard Moreno en el derbi de Cornellà.

ALINEACIONES

El técnico tiene claro que todavía no conoce el estilo del Barcelona ni el fútbol de esta Liga, pero no le va a quedar más remedio que alinear de inicio a sus 195 centímetros.

El siguiente dilema de Valverde, siempre que no vuelva a arriesgar a Piqué pensando en el Chelsea (20-F), es elegir el compañero de Mina en el eje de la zaga. Las dos opciones son dos reciclajes. Sergio Busquets garantiza orden y salida de balón, pero deja desnudo el mediocentro y le falta velocidad si debe correr muchos metros a su espalda. Y Digne, lateral zurdo, puede ser un buen complemento de Mina, diestro. También aporta velocidad, aunque no acaba de seducir en el Barça en ningún sentido.

Regresa Dembélé

La gran novedad en la convocatoria de 18 es Dembélé, ya con el alta médica tras su segunda lesión muscular. La primera y más grave la sufrió en la primera vuelta en Getafe, precisamente. Sin la posibilidad de alinear a Coutinho ante el Chelsea por haber disputado la Liga de Campeones con el Liverpool, Valverde quiere que el francés recupere las sensaciones. Denis Suárez y André Gomes fueron los dos descartes.

Valverde avisó del peligro que conlleva el Getafe en una semana «en la que el foco ha estado puesto en la Copa» y recordó que «ya dije que remontar el 1-0 en su estadio para ganar 1-2 fue clave para creer y hacer la primera vuelta que hicimos, nos lo pusieron muy difícil y volverán a hacerlo».

José Bordalás, entrenador del Getafe, fue ambicioso: «Nos enfrentamos a un gran equipo que tiene al mejor jugador del mundo, pero siempre intento inculcar a mis jugadores que pueden ganar en cualquier campo». Markel Bergara es baja por lesión en el equipo madrileño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos