Griezmann salva el estreno

Antonie Griezmann celebra el primer gol en el Metropolitano. :: efe/
Antonie Griezmann celebra el primer gol en el Metropolitano. :: efe

Un gol del delantero francés permite al Atlético de Madrid celebrar su primer triunfo en el Wanda Metropolitano

IÑAKI DUFOUR MADRID.

Un gol determinante del francés Antoine Griezmann a la hora de partido salvó el estreno del estadio Wanda Metropolitano, inaugurado con una apurada victoria del Atlético de Madrid, ganador frente al Málaga en el segundo tiempo (1-0), cuando encontró el desborde y el remate para romper un duelo atascado. Tres puntos esenciales para el conjunto rojiblanco, porque sin triunfo no hay fiesta, ni siquiera en un acontecimiento como éste, y porque el Barcelona mantiene su ritmo de pleno en el liderato de la Liga; una derrota más del Málaga, la cuarta en otras tantas jornadas, a pesar del aspecto competitivo que mostró todo el choque.

No perdió hasta la segunda parte, hasta que la entrada del belga Yannick Carrasco cambió el ritmo plano en el que se había movido el Atlético en los primeros 45 minutos en su nuevo campo. Un estadio a falta de bastantes detalles, pero ya listo para el primero de muchos partidos; el inicio de una nueva era, ya sin el Vicente Calderón.

No se llenó el espectacular estadio, tampoco se sintió toda la resonancia de la que dispone y se prevé en partidos de más transcendencia ni desbordó demasiado el Atlético al Málaga.

Con la entrada al campo de Carrasco, el cuadro del Cholo Simeone tuvo más pegada. Creció en ese momento el Atlético, que lo transformó en el marcador a la hora de partido, con el desborde que le había faltado antes, con un quiebro de Correa por la banda izquierda remachado en el 1-0 de primeras por Griezmann. Un gol para la historia, el primero del Wanda Metropolitano, y para la victoria rojiblanca, con parada final de Oblak, tan decisiva como el gol del atacante galo.

Fotos

Vídeos