Fútbol

Liga Santander

Jornada 23

El Barça terrenal da vidilla a la Liga

El Barça terrenal da vidilla a la Liga

Enorme planteamiento del Getafe, que dejó a cero al líder

JESÚS BALLESTEROS

El febrero liguero se le está atragantando al Barça. Tanto, que ha cedido cuatro puntos ante el Atlético, inmediato perseguidor. Anda bloqueado el equipo de Ernesto Valverde o centrado en resolver otras urgencias. La eliminatoria ante el Valencia, al que superó para clasificarse a la final de Copa del Rey, le ha dejado romo en sus compromisos ligueros. Ya empató con enorme sufrimiento ante el Espanyol y, ahora, ha vuelto a ser incapaz de superar al Getafe.

El cuadro de José Bordalás arrancó un empate a cero que deja al Barça con menos distancia en la pelea por la Liga y con la sensación de que la Liga puede recobrar algo de vidilla en este mes carnavalero teniendo en cuenta que el soniquete de la Champions resuena ya en el horizonte.

Fue incapaz de batir el equipo azulgrana a Guaita, resolutivo en las que fue protagonista. Y cuando todos los ojos estaban puestos en la cojera de centrales -debutaba Mina y se estrenaba en esa plaza Digne, los problemas del Barça llegaron en la creación de juego y en la ejecución ofensiva de las ocasiones. Algo, que aunque parezca mentira, no es nuevo este curso.

0 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Yerry Mina, Digne, Jordi Alba, Sergio Busquets (Paulinho, min. 82), Coutinho (Iniesta, min. 62), Rakitic, Paco Alcácer (Dembelé, min. 62), Messi y Luis Suárez.

0 Getafe

Guaita, Damián, Djené, Bruno, Antunes, Fajr, Arambarri, Portillo, Shibasaki (Cabrera, min. 88), Amath (Jorge Molina, min. 85) y Ángel (Flamini).

Árbitro
Fernández Borbalán (colegio andaluz). Amonestó a Arambarri, Busquets, Antunes, Guaita y Yerry Mina.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de Liga, disputado en el Camp Nou ante 75.681 espectadores.

Casualidad o no, dos son las jornadas en las que no aparecen los de arriba en Liga y dos son los empates cosechados de forma consecutiva. Equipos de la zona media que mostraron una capacidad de sacrificio mayor a la del rival y que lograron frenar al líder.

Más información

Cierto es que del empate habría que repartir las culpas a partes iguales. Pues que el Getafe sea el tercer equipo con menos goles encajados en Primera sólo por detrás del Atlético y el propio Barça no es casualidad. Bordalás ha perfeccionado un entramado defensivo capaz de hacer sufrir al mejor y más goleador de los equipo de nuestra Liga. Además, ya es el segundo equipo que logra puntuar en la Ciudad Condal.

Si alguien tenía en mente que el duelo iba a ser fácil, tal temeridad quedó esfumada vista la primera mitad. Ni una sola oportunidad de peligro tuvo el líder en la portería de Guaita. Nada concedió el Getafe en el Camp Nou. De hecho, el Barça de los Messi, Luis Suárez, Alcácer y Coutinho se marchaba al descanso con cero tiros entre los tres palos. Dato éste que ofrece el sufrimiento que estaba generando el equipo madrileño al conjunto que dirige Valverde.

Cierto peligro generó Ángel en un uno contra uno ante el debutante Mina, al que dejó claro que los ritmos palaciegos de las ligas sudamericanas no casan con lo que impone el fútbol español o el propio Barça.

Brío es lo que le pedían desde la banda al colombiano, debutante en Liga y estrenando su condición de titular en el cuadro azulgrana ante los problemas en defensa. De hecho, el reto era mayúsculo porque salían de inicio un novato y un lateral zurdo, Digne, no acostumbrado a hacer las veces de central. Cierto es que cumplieron bien en líneas generales. Que tu equipo se adueñe por completo de la posesión del juego también ayuda mucho.

Sin brío

Si intensidad le exigían a Mina, más ritmo necesitaba también el equipo al completo incapaz de superar las dos líneas impuestas por Bordalás antes de asomar a la meta de Guaita. Messi se veía obligado a bajar a campo propio para entrar en contacto con el balón, las triangulaciones por banda no llegaban y Coutinho parece necesitar algo más de tiempo para asociarse como mandan los cánones en Can Barça.

Aunque fue el propio brasileño el que hizo despertar a los suyos con sendos disparos lejanos que metieron al equipo culé en el choque. Guaita sería clave sobre todo en el segundo, que había cogido toda la forma para acabar en el fondo de la red.

Entre ambas ocasiones, el Barça firmaría su primera triangulación digna de recibir tal nombre. Suárez la acabaría rozando el palo ante la atenta mirada del portero valenciano. Sea como fuere se desató el choque, por las dos partes, y las ocasiones, inexistentes antes del patrón. También las tuvo el Getafe en las botas de Shibasaki, Amath o Antunes.

Movía el árbol Valverde, que no encontraba el resquicio para recuperar la senda de victorias. Iniesta dio otro ritmo al choque y con Paulinho se buscó la heroica de la primera vuelta. Pero ni el manchego ni el brasileño lograron romper la muralla infranqueable impuesta por el Getafe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos