Coutinho convierte la presión «en un honor»

El brasileño Philippe Coutinho no paró de sonreír y de hacer gestos de felicidad durante su presentación con el Barça. :: albert gea / REUTERS/
El brasileño Philippe Coutinho no paró de sonreír y de hacer gestos de felicidad durante su presentación con el Barça. :: albert gea / REUTERS

El fichaje más caro en la historia del Barça, unos 160 millones entre fijo y variables, dice que «es un sueño» vestir de azulgrana

P. RÍOS BARCELONA.

Philippe Coutinho fue presentado ayer como nuevo jugador del Barcelona una vez superada la revisión médica -aunque con matices por una leve lesión muscular que debe sanar- y ha estampado su firma hasta 2023, con una cláusula de rescisión de 400 millones. Aunque el club azulgrana no dio cifras oficiales por un acuerdo de confidencialidad con el Liverpool, entre el fijo (120) y las variables (40) el club inglés puede llegar a ingresar 160 millones de euros por lo que es el fichaje más caro en la historia de la Liga española, por encima de los 145 que costó en agosto el también azulgrana Ousmane Dembélé (105+40).

Las dos operaciones sólo se ven superadas en el fútbol mundial por los 222 millones de la cláusula de rescisión de Neymar que pagó el PSG, una fuga en toda regla que es la causa directa de las dos contrataciones del atacante brasileño y del extremo francés: 235 millones de fijo (más o menos, se equilibran los ingresos y los gastos de cara al presupuesto del presente ejercicio) y unos 80 de variables que ya figurarán en futuros balances económicos. Josep Maria Bartomeu, aunque nunca se le ha considerado 'cruyffista', ha acabado haciendo caso a una de las exigencias históricas del holandés: «El dinero, en el campo, no en la caja».

«Es un sueño, gracias a todos por venir. Por toda la historia, por todos los jugadores que pasaron por aquí, es un momento muy feliz para mí. Espero estar pronto en el campo para responder a todas las expectativas», fue el mensaje del brasileño, de 25 años. Todavía no lució ningún dorsal a la espera de saber si se queda con el '24', que está libre, o hereda alguno de los jugadores que pueden salir del club en este mes de enero: el '7' de Arda Turan, el '12' de Rafinha, '14' de Mascherano, el '16' de Deulofeu o el '22' de Aleix Vidal.

El presidente, Josep Maria Bartomeu, tras la firma, presumió de que el Barça se había adelantado a otros clubes: «Nos hace mucha ilusión a los culés conocer a Philippe Coutinho, un jugador que desde el verano pasado hemos intentado que estuviera aquí. Todo nuestro equipo técnico quería y veía necesario al jugador. No ha sido fácil. Philippe estaba contento de venir aquí, era uno de sus objetivos, y su paciencia ha sido decisiva para que viniera. Es una de las estrellas del fútbol y estará aquí muchos años. Había otros clubes interesados en Coutinho, pero tenía muchas ganas de incorporarse al proyecto de Valverde. Damos un paso muy importante».

«Philippe, bienvenido, sabemos que has hecho un esfuerzo personal y económico», agradeció el vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, ya en la presentación, aludiendo a los 15 millones que Coutinho ha puesto de su bolsillo para que el Liverpool acabara cediendo, aunque son cifras que se les acaba devolviendo a los jugadores con acuerdos en futuras renovaciones.

Gratitud y alabanzas

Coutinho, como era lógico, repartió alabanzas y agradecimientos en una multitudinaria rueda de prensa. «¿Presión por ser el fichaje más caro? Para mí es un honor, llego al mejor equipo del mundo, tiene a los mejores, por aquí pasaron muchos jugadores que fueron mis ídolos», apuntó con la misma tranquilidad con la que esquivó la pregunta de si venía a competir con Iniesta en la demarcación de interior, aunque también puede jugar más adelantado: « Vengo a aprender de Iniesta, es un sueño jugar a su lado, pero para mí la posición es lo de menos. Vengo a jugar ».

También se rindió a Messi: «No lo voy a descubrir ahora, estoy muy contento de jugar a su lado. Es un honor para mí». Y descubrió las gestiones de Luis Suárez, con quien coincidió en el Liverpool, para convencerle: «No paraba de escribirme mensajes y me ha ayudado a encontrar casa, estoy muy feliz de jugar ahora con él en el Barça después de hacerlo en el Liverpool». También Paulinho, su compañero en la selección, ha estado en contacto con él estos días. Incluso Neymar, gran amigo suyo desde niño, le animó a vestir de azulgrana: «Neymar me felicitó y me dijo que hay un vestuario increíble. Ya me lo dijeron Paulinho y Luis, y espero ser muy feliz aquí».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos