Atlético

Cerezo le pide más «respeto» al Barça en el ‘caso Griezmann’

Enrique Cerezo, presidente del Atlético. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

La queja del Atlético ante la FIFA es más efectista, de cara a sus aficionados, que un deseo de enfrentarse a un club amigo del que le interesan jugadores como Paco Alcácer y Denis Suárez

IGNACIO TYLKOMadrid

«Tenemos que defender los intereses de nuestro club y se trata de una cuestión de respeto». De este modo ha justificado el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, la queja presentada por el club rojiblanco ante la FIFA por los supuestos contactos del Barcelona con el futbolista francés Antoine Griezmann, según reconoció incluso el director de Relaciones Institucionales del club azulgrana, Guillermo Amor, el pasado domingo el Movistar Plus. El exjugador azulgrana, por cierto, fue objeto de las bromas de diferentes colegas, entre ellos su excompañero en el Barça y actual seleccionador sub-21, Albert Celades, durante el ágape posterior a la junta directiva de la Federación Española de Fútbol celebrada este miércoles en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Un acto en el que, por cierto, Amor estuvo a punto de coincidir con Cerezo.

«El único comentario que tenemos que hacer sobre este asunto es que todo el mundo debe saber que desde el Atlético vamos a defender siempre los intereses de nuestro club, es una cuestión de respeto, aquí en España o donde sea», declaró Cerezo antes de la comida que organizó el club que dirige con los medios de comunicación. A partir de ahora, la FIFA la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA podría iniciar una investigación y, si prueba que el equipo catalán ha entablado ilegalmente los contactos con Griezmann (sólo se permite tentar a los futbolistas que estén en sus seis últimos meses de contrato), daría traslado de los hechos al Comité de Disciplina para que actúe en consecuencia y, si ha lugar, sancione tanto al jugador francés como al Barça.

En este sentido, cabe recordar que la Roma fue sancionada en 2005 sin poder fichar en dos ventanas del mercado por el ‘caso Mexes’. El Auxerre denunció al club italiano por tentar y fichar a este futbolista y la FIFA sancionó al club romano sin contratar jugadores, con multa añadida de ocho millones. Los italianos recurrieron al TAS, que les rebajó la sanción a un periodo de fichajes sin poder fichar, pero elevó la multa a 15 millones. Además, Mexes fue sancionado dos meses.

Protesta obligada

Sin embargo, lo más normal es que el ‘caso Griezmann’ se quede en nada. Según fuentes próximas al club rojiblanco, el Atlético se ha sentido en la obligación de quejarse de cara sobre todo a justificarse ante sus aficionados. En el Metropolitano dan por hecho que Griezmann se irá al Barça en verano, previo pago de la cláusula de rescisión de 100 millones, e incluso lo ven con buenos ojos de forma mayoritaria, pero no pueden permitir que Amor admita públicamente en plena temporada que han podido haber conversaciones entre el club catalán y el entorno del futbolista y que esto suele ser habitual. Incluso estas mismas fuentes añaden que la entidad presidida por Josep Maria Bartomeu, ya estaba al tanto de lo que haría el Atlético, que bien podría pretender en el fondo obtener más dinero por el traspaso o algún jugador a cambio en el marco de la operación, ya que a Diego Pablo Simeone le interesarían Paco Alcácer y Denis Suárez, dos jóvenes valores que cuentan lo justo para el técnico Ernesto Valverde.

Por otro lado, el máximo mandatario rojiblanco también se ha referido a la sanción de la FIFA por la inscripción indebida de jugadores menores de edad, que ha impedido a su club inscribir futbolistas durante dos periodos de fichajes, y que finalizará este 1 de enero. «Una sanción injusta que ha supuesto un daño irreparable para nuestra entidad. La planificación deportiva ha reducido el impacto del golpe y el equipo ha mantenido el nivel competitivo», ha señalado Cerezo. El 1 de enero el Atlético podrá inscribir a los internacionales españoles Diego Costa y Víctor Machín ‘Vitolo’, «futbolistas de primer nivel que incrementarán la competitividad interna e ilusionan a nuestra afición», declaró.

Se felicitó Cerezo por un año que quedará «grabado con letras de oro en la histria del club por la despedida del Vicente Calderón, donde se vivieron momentos inolvidables y grande éxitos, y la inauguración del Wanda Metropolitano, un nuevo estadio a la «vanguardia de la tecnología». Aseguró el alto dirigente colchonero que la asistencia al nuevo recinto «ha superado todas las previsiones» en una entidad que presume de contar ya con 116.000 socios, de ellos 56.000 abonados. Destacó que la UEFA ha reconocido que «es un recinto de primer nivel al elegirle como sede de la final de la Liga de Campeones en 2019».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos