Fútbol

Liga Santander

Jornada 33

Un Barça irreconocible salva la honra

Iago Aspas (d) celebra el gol del empate del Celta. /Efe
Iago Aspas (d) celebra el gol del empate del Celta. / Efe

El Celta logró empatar por dos veces al líder y estuvo muy cerca de infligirle la primera derrota del curso liguero

JESÚS BALLESTEROS

Un Barça inédito e irreconocible logró salvar la honra de la imbatibilidad en Balaídos tras ponerse en dos ocasiones por delante en el marcador y ser incapaz de sostener el resultado. Salió vivo de Vigo tras un encuentro frenético ante el Celta que tuvo al líder contra las cuerdas, al que tuvo muy cerca de sufrir la primera derrota del curso. Iago Aspas volvió loco al Barça en un choque no faltó de nada y que evidencia que el conjunto azulgrana tiene la mente puesta ya en el título copero que se juega en el Wanda.

Tras el varapalo de la Champions, no había lugar para las especulaciones y una derrota en la final de Copa ante el Sevilla del sábado sería otro mazazo mayúsculo. Así que la revolución que impuso el técnico en el once de Vigo es más que comprensible por más que al Barcelona no lo reconociera ni la madre que lo parió. Un equipo de suplentes y menos habituales que lideraban los brasileños Paulinho y Coutinho, pero sostenido por Ter Stegen y animado por los continuos calambrazos de Dembélé.

El francés fue de los más activos en un Barça de circunstancias, pero que supo mantener el tipo y lograr que la racha de imbatibilidad se alargue una jornada más. Y eso, que el Celta fue un auténtico incordio y no dejó de buscar la primera derrota culé del curso hasta el final.

2 Celta

Sergio; Wass, Sergio Gómez, Roncaglia, Jonny; Lobotka, Brais (Boyé, min. 83), Jozabed (Radoja, min. 72); Sisto (Emre Mor, 79), Iago Aspas, Maxi Gómez.

2 Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Terry Mina, Vermaelen, Digne, André Gomes (Sergi Roberto, min. 60), Paulinho, Coutinho (Messi, min. 60), Denis Suárez, Dembélé (Aleix Vidal, min. 77) y Alcácer.

ÁRBITRO:
Fernández Borbalán (Andaluz). Expulsó a Sergi Roberto (min. 70). Amonestó a Iago Aspas y Jonny.
GOLES:
0-1. min. 36. Dembélé. 1-1. min. 45. Jonny. 1-2. min. 64. Paulinho. 2-2. min. 82. Iago Aspas.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 33ª jornada de Liga, disputado en el estadio de Balaídos. 20.000 espectadores

Se quejarán con razón Unzué y los suyos de no haber hecho claudicar al líder. No tendrán tantas y tan claras para derrotar al Barça. Pero faltó acierto y sobró Ter Stegen en otra noche para que se la apunten al portero alemán. Pocas portadas se lleva el cancerbero culé, que es capaz de sostener a los suyos cuando peor lo pasan.

Y en Balaídos hubo momentos de esos. Y es que el choque fue frenético en todos los sentidos. Sobre todo en la primera mitad, las ocasiones se generaban a borbotones por ambos bandos y el 1-1 que reflejaba el marcador al descanso se antojaba corto por lo visto sobre el verde de Balaídos.

Más información

Aunque el Celta no empató hasta el minuto 45, casi cuando el colegiado ya señalaba el camino a vestuarios, el equipo vigués llegó más y mejor a la portería rival que el Barça. Pero enfrente tuvo a un coloso que estrenaba capitanía. Ter Stegen se hizo mayúsculo para evitar goles de Maxi y Blais Mendez. Fue el alemán el que sostenía al Barça en el duelo hasta que Dembélé marcara su primer gol liguero con la elástica azulgrana.

El francés abrió el marcador tras aprovechar el Barça un error garrafal de Jonny a la salida del balón. Un gazapo mayúsculo que corregiría el zaguero minutos más tarde con su gol. Un tanto, por cierto, que también llegaba tras error de André Gomes y buena jugada de Maxi López.

No bajó la intensidad del choque tras el parón. El Celta quería pasar a la historia de esta Liga al ser el primero en hacer morder el polvo al Barça, pero Valverde sí reaccionó y sacó de una tacada a Sergi Roberto y Messi. Ambos serían protagonistas con enorme incidencia para los suyos. Positiva en el caso de Messi y negativa en el de Sergi Roberto.

Con su sola presencia, el argentino intimidó de tal manera a los locales (al menos durante unos minutos) que el Barça se volvería a poner por delante. Buena jugada culé que acabaría empujando Paulinho al fondo de la red.

El otro cambio del Barça, Sergi Roberto, también sería protagonista en el segundo tiempo. Sobre todo, porque fue expulsado en una contra del Celta que dejaría al Barcelona con uno menos para los últimos 20 minutos cuando apenas llevaba 10 sobre el verde. No se perderá la final de Copa en todo caso.

Fue el reclamo que necesitaba un Celta ya tocado para recuperar la fe en la victoria. Y menuda reacción la de los pupilos de Unzué que acosaron la portería de Ter Stegen de tal forma que sólo el infortunio evitaría la primera derrota culé.

Espoleados por un Iago Aspas sublime, el Celta empequeñeció al Barça hasta que logró el empate. Gol del atacante gallego (con la mano) que hizo temer por la histórica racha azulgrana. Más si cabe cuando Boyé quedó solo ante Ter Stegen y se le cayó el mundo encima. El canterano fue incapaz de voltear el marcador en un ejemplo más de lo que fue el choque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos