Buen ambiente y normalidad, los protagonistas del partido

EFE GIRONA.

Pese al clima de alarma que durante toda la semana se habló en torno al partido en Montilivi, a causa de la tensa situación política que vive Cataluña, la normalidad y la buena convivencia entre las dos aficiones fueron los protagonistas del choque. «Lo afrontamos con total normalidad, como siempre, como cuando vino el Barcelona», insistía en destacar un veterano socio del conjunto catalán.

Además de la ilusión por asistir a lo que fue una gran fiesta, había otro sentimiento común entre la mayoría de la parroquia rojiblanca: el de reivindicar la normalidad. «Han querido politizar el partido, pero es todo mentira», remarcaba enfadado otro seguidor del Girona.

Desde las horas previas, miles de seguidores se dieron cita en los aledaños del estadio. Y lo hicieron con camisetas del Girona y del Madrid y con banderas de todo tipo: 'senyeres', 'estelades, españolas e incluso alguna 'ikurriña'. A pesar de las evidentes discrepancias ideológicas, todas las banderas convivieron con total normalidad.

Fotos

Vídeos