El Barcelona no da tregua

Messi y Paulinho se abrazan para celebrar uno de los goles de ayer. :: afp/
Messi y Paulinho se abrazan para celebrar uno de los goles de ayer. :: afp

Los de Valverde empiezan el año goleando al Levante, con Dembélé como titular

JESÚS BALLESTEROS BARCELONA.

El modo ganador con el que el Barcelona dio carpetazo a 2017 sigue vigente. Venció ayer al Levante y ya piensa en la eliminatoria copera ante el Celta que se antoja algo más exigente. Además, ver al Madrid a 16 puntos es una alegría extra para un barcelonismo que fue testigo de buenas nuevas. Recuperaba a sus estrellas Valverde y no defraudaron. Messi volvía a hacer de las suyas con Jordi Alba, ampliando los dígitos de esta sociedad que se ha convertido de lejos en la más resolutiva de este equipo. El astro argentino abrió una zaga especialmente rocosa celebrando con gol su partido 400 en Liga. Luis Suárez también mantiene los buenos datos de las últimas semanas, aunque siga necesitando errar varias muy claras antes de ver puerta.

3 BARCELONA

0 LEVANTE

Barcelona
Ter Stegen, Sergi Roberto (Arnaiz, min. 85), Mascherano, Vermaelen, Jordi Alba, Rakitic, Iniesta (André Gomes, min. 75), Paulinho, Dembélé (Semedo, min. 66), Messi y Luis Suárez.
Levante
Oier, Moore, Cabaco, Postigo, Luna, Jefferson Lerma (Rober Pier, min. 61), Lukic, Doukoure, Jason (Samuel, min. 82), Ivi y Boateng (Nano Mesa, min. 73).
Goles
1-0, min. 12: Messi. 2-0, min. 37: Luis Suárez. 3-0, min. 90+: Paulinho.
Árbitro
Del Cerro Grande (Madrileño). Tarjetas amarillas a Jefferson Lerma, Postigo, Boateng y Rober Pier.

Además, el plan, sin Busquets ni Piqué, salió perfecto y la afición culé pudo ver incluso a Dembélé como titular. Alguna tuvo el atacante galo, que fue cambiando de banda según las exigencias del guión. Cuando tuvo la primera clara el joven francés Messi ya había abierto la lata en otra jugada con Jordi Alba. Combinación al primer toque y gol. No se cansan estos dos de asociarse.

También de primeras marcaría Luis Suárez su gol en colaboración con Mascherano y Sergi Roberto. Especialmente efectivo estuvo el central argentino en el que pudo ser uno de sus últimos encuentros con la elástica azulgrana.

Ter Stegen, a lo grande

Poco trabajo le dejaron a su colega Ter Stegen, aunque su aparición fue clave. Suele ocurrir que cuando aparece el cancerbero alemán, lo hace a lo grande para evitar cualquier atisbo de reacción del rival. En la segunda mitad fue clave en dos jugadas de gol. A los pocos segundos tras el descanso, sacó un señor disparo a Ivi, el más activo y efectivo de los granota. Algunos minutos más tarde evitaría el gol de Moore en un uno contra uno del zaguero del Levante. Y es que las mejores ocasiones del Levante llegaban con el 2-0, y cuando López Muñiz ya se debatía entre intentar meterle mano al líder o pensar en el partido de vuelta ante el Espanyol en Copa del Rey.

El Barça, quizás fruto de la relajación, daba alguna facilidad más en las inmediaciones de su área con el paso de los minutos y el rival se resignaba a marcharse sin al menos el premio de un gol. Se acercaba el final del encuentro y, aunque el control seguía siendo local, las claras ocasiones llegaban en las botas del Levante. Aunque espabiló el Barça en el último cuarto de hora y Suárez pudo ampliar tanto la ventaja global como su cuenta particular, Oier evitó, como en algunas de la primera parte, tanto la ocasión puntual como un resultado más abultado. Eso sí, nada pudo hacer en el último gol, obra de Paulinho, que empujó al fondo de la red una magistral jugada de Messi cuando ya se consumían los minutos del descuento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos