El Barça no quiere ningún despiste antes del 'clásico'

Momento de un entrenamiento del Barcelona. :: efe/
Momento de un entrenamiento del Barcelona. :: efe

Los de Valverde reciben al Deportivo con la meta de dejar al Real Madrid a once puntos y minar la moral blanca

COLPISA BARCELONA.

El Barça enfoca el partido ante el Deportivo en el Camp Nou como un pulso clave que está obligado a ganar para llegar el próximo sábado al clásico del Bernabéu con once puntos de ventaja sobre el Real Madrid y la posibilidad de distanciarlo a 14 en caso de victoria. El equipo blanco tendrá un encuentro pendiente, el que no disputa este fin de semana en Leganés por el Mundial de Clubes, pero diferencias de ese tipo hacen daño en cualquier circunstancia. Lógicamente, ni Ernesto Valverde ni sus jugadores hacen cuentas en público y se limitan a recordar que el Deportivo sabe lo que es puntuar últimamente en Barcelona. El único partido es el próximo, claro, menos cuando un clásico se divisa en el horizonte.

Es cierto que el Deportivo juega en el Camp Nou con fe en sus posibilidades, consciente de que algo tiene su juego y su fortaleza que se le atraganta al Barça. De las últimas cinco temporadas, sólo en una el conjunto azulgrana le ganó los seis puntos (2012-13, con un 2-0 y un disputadísimo 4-5 en Riazor). En la 2010-11, 2014-15 y 2015-16 arrancó tres empates en el estadio culé. Y en el pasado curso, en plena resaca de la remontada ante el PSG (6-1), la derrota en tierras gallegas (2-1) comenzó a significar el adiós a la Liga.

Valverde tiene las bajas de los lesionados Umtiti (hasta final de enero), Deulofeu (de 7 a 10 días por un problema leve de rodilla), Dembélé y Rafinha, aunque los dos últimos ya trabajan con el grupo y reaparecerían el 4 de enero en Vigo en partido de Copa. Podrían llegar al clásico del 23 de diciembre, pero no se les va a forzar habiendo unas vacaciones navideñas de por medio. Sí volverán ante el Deportivo Iniesta y Mascherano, el primero para ser titular, pero el segundo quizás para ser suplente de un Vermaelen que se ha ganado una plaza junto a Piqué. El banquillo alimentaría más el deseo del argentino de irse a China en el mercado de invierno.

La duda que tiene el entrenador del Barça es la de alinear a Sergio Busquets de titular debido a que lleva cuatro tarjetas amarillas. Si Valverde no arriesga, Rakitic podría jugar de mediocentro y dejar uno de los puesto de interior a André Gomes, con Iniesta en la otra plaza. También Sergi Roberto tendría opciones como pivote o como interior. En ataque, tras sus buenas actuaciones, Alcácer apunta a compañero de Messi y Luis Suárez en el tridente.

En el Deportivo, Cristóbal Parralo, exlateral del 'Dream Team' de Cruyff, destacó que «el Barça es mucho más sólido defensivamente que en anteriores temporadas, está más organizado, pero tenemos la ilusión de competir bien y hacerle daño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos