El Barça busca romper su gafe liguero en Anoeta

Coutinho y Yerry Mina, presentado ayer, todavía no debutarán ante una Real Sociedad dubitativa

P. RÍOS

barcelona. Presentar al gigantesco central colombiano Yerry Mina (1,95 m.) en la previa de una visita a Anoeta, el estado maldito del Barça en la Liga en los útimos años, no parece la mejor idea para centrar la atención en un partido tan importante. Es lo que tiene el mercado de invierno.

«Con los pies en el suelo y los ojos en el cielo», fueron las primeras palabras de Mina, que no debutará todavía en San Sebastián tras la fiesta en la que convirtió su presentación con una alegría un desparpajo pocas veces vistas en este tipo de actos. Tampoco lo hará Coutinho, que avanza en la recuperación de la lesión muscular con la que llegó.

Aunque un gol de Neymar de penalti rompió hace un año en cuartos de la última Copa el gafe global de Anoeta (0-1), en Liga sí se mantiene. El Barça no gana allí desde un 0-2 en mayo de 2007, antes del descenso de la Real Sociedad. Desde que volvió a Primera en la temporada 2010-11, los equipos de Pep Guardiola, Tito Vilanova, Tata Martino y Luis Enrique no han triunfado allí: cinco derrotas y dos empates, el último (1-1 en la pasada Liga) inmerecido. Esta vez, el equipo culé llega en su mejor momento, invicto desde agosto cuando perdió la Supercopa de España contra el Real Madrid.

Valverde medita si reforzar el centro del campo con Paulinho, con el 4-4-2 que le está funcionando de maravilla, o arranca con Dembélé de inicio junto a Messi y Luis Suárez. En defensa, está pendiente de unas molestias de Piqué, que pidió el cambio el jueves en el descanso de la goleada copera ante el Celta.

La Real Sociedad atraviesa su momento más dubitativo desde que llegó Eusebio Sacristán. Con sólo una victoria en las últimas 7 jornadas, en las 12º posición, al técnico ya se le pregunta por su futuro a las puertas de su partido 100 como realista: «Soy entrenador y sé que dependo de los resultados, asumo la responsabilidad de no haber encontrado la regularidad que hemos encontrado, pero pensamos en positivo», aceptó en una rueda de prensa con pocas preguntas sobre el Barça: «Si hacemos las cosas bien, estoy seguro de que vamos a plantar cara al Barça pese al equilibrio que están mostrando esta temporada». Iñigo Martínez, que estuvo a punto de fichar por el Barça en agosto, es baja por lesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos