El Atlético vuelve a la senda del triunfo con contundencia

Griezmann pica el balón para marcar el primer tanto atlético. :: afp/
Griezmann pica el balón para marcar el primer tanto atlético. :: afp

El conjunto rojiblanco, que llevaba tres partidos sin ganar, se deshizo con facilidad de Las Palmas, a un punto del colista

JULIÁN ALÍA MADRID.

Volvió el Atlético de Madrid a la senda de la victoria tras dos derrotas en Copa y un empate en su estadio en Liga. Lo hizo con contundencia frente a Las Palmas de Paco Jémez, que llegaba al Wanda Metropolitano tras obtener su primer triunfo en la jornada anterior. Con Gameiro fuera de la convocatoria, Griezmann, Torres y Thomas Partey fueron los goleadores en una tarde redonda en la que los rojiblancos volvieron a marcar más de dos tantos, lo que no ocurría en Liga desde que le endosaron cinco al Levante el 25 de noviembre.

No obstante, comenzó fuerte el equipo canario, que metió el miedo en el cuerpo de los asistentes al Metropolitano con un rápido contraataque que detuvo el argentino Ángel Correa dentro del área, una vez que se había producido el remate. Aquella fue prácticamente la única ocasión de Las Palmas durante todo el encuentro, ya que no supo convertir sus largas posesiones en ocasiones de peligro. De hecho, tras el susto mejoró el Atlético. Su reacción fue un taconazo de Griezmann a la madera a la media hora de encuentro, y aunque el conjunto rojiblanco no fue capaz entonces de destrabar el partido ante una defensa visitante menos frágil que en otras ocasiones, sí fue el comienzo de sus llegadas, ya que a medida que pasaban los minutos los colchoneros se acercaban más a la portería rival.

Sobre todo en la segunda mitad, cuando los rojiblancos se animaron y llegaron cada vez con más frecuencia a la portería de Chichizola, aunque sin llegar a plantarse en el área con tiempo o espacio para rematar. Hasta que se cumplió la hora de partido, cuando Griezmann aprovechó el hueco que había dejado Dani Castellano en su banda para cabalgar por ella hasta llegar a la altura del guardameta de Las Palmas, a quien batió picando el balón.

Tan sólo dos minutos después, a punto estuvo Carrasco de doblar la ventaja, pero su disparo se marchó ligeramente desviado. No concedió córner el colegiado y, sin embargo, el balón acabó en el poste tras un remate de Torres. La rápida pérdida de la zaga de Las Palmas constituyó la tercera ocasión consecutiva del Atlético en apenas tres minutos, cuando los canarios parecieron venirse abajo por el 1-0.

A partir del tanto, se mostró mucho más cómodo el cuadro loca. Entonces, tras desperdiciar tanta ocasiones entre los atacantes atléticos, Fernando Torres fusiló a Chichizola para finalizar una jugada desarrollada por la misma banda que en el gol anterior. Thomas, que no llevaba ni diez minutos sobre el terreno de juego, fue el encargado de empujar a placer un pase de Carrasco con el portero ya batido y de poner la puntilla a un conjunto que marcha con un único punto de ventaja sobre el colista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos