El Atlético visita su 'otra casa', en la que no perdió

RODRIGO ERRASTI

madrid. Es curioso, pero seguramente el Atlético se va a sentir más cómodo en el césped del nuevo San Mamés que el sábado en el Wanda Metropolitano. Desde que los leones cambiaron de estadio, el conjunto madrileño siempre se ha ido con una sonrisa de Bilbao. La más timida de ellas fue la pasada campaña, en su quinta visita, cuando obtuvo un empate (2-2) tras cuatro victorias consecutivas (1-2, 1-4 , 0-1 en Liga y 1-2 en Copa). En algunos de ellos anotó Raúl García para los visitantes, ahora convertido en uno de los referentes ofensivos de los vascos. «Si nos ceñimos a los números de los últimos años es uno de los pocos equipos a los que no hemos podido ganar. Jugar con un equipo top siempre estimula independientemente de la racha que tengamos. Nos tiene cogida la medida en cierta manera, pero eso nos puede servir de estímulo no sólo por romper la estadística», apuntó Ziganda.

Simeone, pese a las estadísticas previas, no cree que eso influya en el choque. «Todos los partidos son diferentes, vivimos de lo que hacemos mañana, el resto es historia. Intuyo un partido duro, con un campo complicado en el que siempre nos costó muchísimo». Por ahora no ha perdido tampoco esta campaña y que llega henchido tras su inspirador triunfo ante el Málaga en el estreno del Wanda Metropolitano.

Lo logró gracias al tanto de Griezmann, el máximo artillero del Atlético las últimas tres campañas (84 goles en 164 encuentros) y que ha sido decisivo en otras visitas a Bilbao: hizo un 'hat-trick' en 2014 y un doblete este mismo año, salvando un empate (2-2) para su equipo. Enfrente tendrá a Kepa, justo cuando comienza el 'run-run' sobre su continuidad y un interés del Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos