El Atlético sólo cambia la imagen y repite su plan

Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético. /Efe
Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético. / Efe

El escudo y el nuevo estadio, únicas novedades del equipo de Simeone, que esperará hasta enero por sus refuerzos

DANIEL PANEROMadrid

El Atlético de Madrid inicia una temporada atípica. Estrena escudo, estadio y hasta el diseño de la camiseta. Los rojiblancos se adaptan a la nueva era, la globalización ha entrado de lleno en la entidad y ha modificado muchos aspectos pero se ha detenido a la hora de colarse en el vestuario. Ahí, el Cholo Simeone mantiene su batuta intacta e inicia un curso en el que no hay novedades de después de que la FIFA impusiera la sanción de no fichar. Los regalos llegarán en enero.

Más información

No cambiar lo que funciona. Esa máxima, tan antigua como el propio fútbol, es a lo que se ha agarrado el Atlético esta temporada tras la sanción de la FIFA. Ha mantenido todo el bloque que la pasada campaña logró la tercera plaza y se coló en las semifinales de Liga de Campeones, incluido un Antoine Griezmann que comenzó el verano con varias moscas revoloteando por su cada vez más poblada melena. Se quedó y será, al menos hasta enero, el referente en ataque de un proyecto que sigue contando con jugadores de segunda fila como Yannick Carrasco, Kevin Gameiro, Fernando Torres o Nico Gaitán.

Todo cambiará a partir del año 2018. El 1 de enero expira la sanción de la FIFA y el Atlético de Madrid ya ha trabajado para contar con incorporaciones en esa fecha. El primero en llegar a la disciplina del Cholo será Victor Machín 'Vitolo', jugador por el que la entidad desembolsó la cláusula de rescisión de 37,5 millones este verano y que jugará lo que resta de 2017 en Las Palmas. La otra pieza que ha pedido Simeone es la de Diego Costa. El delantero, viejo anhelo del argentino, no cuenta para Antonio Conte en el Chelsea, ha hecho varios guiños a los rojiblancos durante todo el verano desde su retiro en Lagarto y podría ser la opción del Cholo para recuperar la mordiente en ataque.

Hasta que lleguen los fichajes, los focos estarán en las otras novedades. El Atlético de Madrid de la temporada 2017-2018 será para siempre el del cambio. El Vicente Calderón ya es historia, el nuevo feudo del club es un Wanda Metropolitano que tendrá su estreno frente al Málaga el 17 de septiembre en la jornada número cuatro. Antes, los rojiblancos tendrán que jugar tres partidos fuera de casa para apuntalar las obras del nuevo estadio. La otra variación será un escudo que nació con polémica después de que varios sectores de la afición se hayan negado al cambio y que vivirá un examen permanente en los primeros meses de competición.

El estilo no se negocia

La sexta temporada completa de Simeone parte con las premisas de siempre grabadas a fuego. Doscientas victorias en sus 319 primeros partidos como rojiblanco, dos finales de Champions y cinco títulos dan fe de que el esquema funciona. Ya en el pasado curso el Cholo tuvo un amago de cambio al situar a Koke en el centro del campo. El experimento no funcionó en el primer tramo de la campaña y el equipo retomó viejas costumbres para asegurar la tercera plaza y llegar una vez más, ya son cuatros ediciones consecutivas, a las semifinales de la máxima competición continental.

Con la lección aprendida, el Atlético vuelve en busca de su identidad, se enroca en el partido a partido, sin grandes cambios en la plantilla y con una batería de novedades en la entidad. Así es el Atlético que se viene.

Fotos

Vídeos