El Atlético de Madrid sigue atascado

Gameiro y Griezmann. :: reuters/
Gameiro y Griezmann. :: reuters

El equipo rojiblanco no aguantó su ventaja en los minutos finales, en un choque que volvió a evidenciar sus carencias en ataque

JULIÁN ALÍA MADRID.

El Atlético no consiguió pasar del empate ante el Villarreal pese a adelantarse en el segundo tiempo. El conjunto de Simeone, con una victoria en los últimos seis partidos, no fue capaz de marcar dos goles, como le lleva ocurriendo desde hace más de un mes. El tanto del argentino Correa en el minuto 61 fue contrarrestado veinte minutos después por el colombiano Bacca, privándole al conjunto rojiblanco de situarse provisionalmente tercero en la tabla.

En los primeros minutos del encuentro, ninguno de los dos equipos se hizo con el control del juego. La presión, que solo era palpable al cruzar la línea divisoria, producía inexplicablemente pérdidas continuas por parte de ambos. Acompañando a las imprecisiones, un gran número de faltas: nueve a los 20 minutos.

A partir de entonces, el Atlético comenzó a presionar más arriba, a recuperar antes y a tocar con mayor velocidad, hilvanando por el costado de Correa las primeras jugadas de la tarde. Monopolizó la posesión durante un tramo importante, pero las acometidas atléticas no sirvieron para exigir en exceso a Barbosa. Con el paso de los minutos, el cuadro de Javier Calleja comenzó a cobrar más protagonismo y a dominar el balón, sin olvidarse de lanzar veloces salidas con Bakambu como estandarte. Cuando se acercaba el intermedio, volvió el Atlético a la carga, con tres ocasiones claras y consecutivas que no dieron el fruto apetecido.

En la segunda mitad, continuó el equipo del Cholo Simeone merodeando por los alrededores de la portería del 'submarino amarillo'. Encontró el premio a la hora de encuentro, cuando Correa recibió una prolongación de Griezmann, dejó atrás a Jaume Costa con un genial control orientado y definió ante un Barbosa descolocado, que le ofreció demasiado hueco por su propio palo.

Tuvo Gameiro el segundo pero perdonó el francés. A partir de ahí el Villarreal fue en busca del empate. Y lo consiguió sin necesidad de disponer de una ocasión clara. El remate de cabeza de Bacca en un córner botado por Castillejo significó el sexto gol encajado por el Atlético en Liga, todos ellos tras centro. El equipo de Simeone, que solo hizo un cambio, no consiguió reaccionar ya, acentuando sus problemas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos