El Atlético se enfrenta en Vigo a sus propias dudas

EFE VIGO.

El Atlético de Madrid compite este domingo contra el Celta de Vigo y contra las dudas en el estadio de Balaídos, que pone a prueba la capacidad de reacción del equipo rojiblanco, sin victoria en sus últimos cuatro choques oficiales y ante un rival en crecimiento.

Mientras el conjunto madrileño ha alternado últimamente tres decepciones incuestionables, dos en forma de empate a nada con el Leganés y el Qarabag y una con derrota incontestable con el Chelsea, aunque entre medias resistió al líder, el Barcelona, con un 1-1, el bloque celeste se ha levantado a golpe de goles: 13 en tres duelos. Esa producción ofensiva, concentrada con sus victorias por 0-4 contra el Eibar y 2-5 frente a Las Palmas y con su igualada en casa con el Girona (3-3), contrasta con la sensación que lamentan dentro del Atlético en este inicio de curso: la falta de pegada.

ALINEACIONES

Necesita la reacción el Atlético, sobre todo por su distancia respecto al liderato del Barcelona, pero también por el ánimo y la confianza que suponen los triunfos. . El bloque rojiblanco viajó a Vigo sin Koke Resurrección, con un edema muscular, ni Yannick Carrasco, con unas molestias de rodilla. Dos bajas importantes en un momento transcendente, en el que el Atlético rebusca su regularidad en Balaídos. La primera la suplirá con la entrada de Thomas Partey en la alineación titular y el traslado de Saúl Ñíguez al perfil izquierdo; la segunda con la modificación de la posición de Ángel Correa hacia la banda derecha.

Son dos de los cinco cambios que presentará el equipo rojiblanco; los otros tres serán en la defensa, con la vuelta al lateral derecho de Juanfran Torres por Sime Vrsaljko, con el regreso de Stefan Savic como compañero de Diego Godín en el centro y con la rotación de Filipe Luis en la izquierda, donde jugará de inicio Lucas Hernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos