Asensio bien vale un partido

Marco Asensio, en el momento de golpear al balón que terminó entrando en la portería por la escuadra. :: efe/
Marco Asensio, en el momento de golpear al balón que terminó entrando en la portería por la escuadra. :: efe

Otro disparo enorme del balear dio calma a un Real Madrid que fue de menos a más ante un equipo grancanario en caída libre Pitos para Benzema en otro partido en el que Cristiano Ronaldo se queda sin marcar

IGNACIO TYLKO MADRID.

Hay victorias que se dan casi por descontadas, como la del Real Madrid ante una UD Las Palmas en caída libre, pero jugadores que nunca dejan de sorprender. El golazo de Marco Asensio, el segundo del partido, el que permitió a los blancos jugar con más confianza y seguridad en sí mismos, vale el precio de varias entradas. Cuando los grancanarios todavía soñaban con poder neutralizar el tanto anotado por Casemiro al borde del descanso, el balear abrochó la victoria local con un zurdazo colosal desde unos 10 metros fuera del área. Le vino el balón rechazado por el portero tras una falta lateral, y lanzó un obús por la escuadra.

3 REAL MADRID

0 LAS PALMAS

Real Madrid
Casilla, Nacho, Vallejo, Ramos, Marcelo, Asensio, Casemiro (Marcos Llorente, min. 67), Kroos (Ceballos, min. 78), Isco, Benzema (Lucas Vázquez, min. 75) y Cristiano.
Las Palmas
Raúl Lizoain, Míchel, Ximo Navarro, Lemos, Bigas, Dani Castellano, Javi Castellano, Vicente (Remy, min. 19), Aquilani (Hernán, min. 82), Vitolo y Calleri.
Árbitro
Sánchez Martínez (Comité Murciano): Mostró amarillo a Isco, Kroos, Ximo Navarro.
Goles
1-0: min. 41, Casemiro. 2-0: min. 55, Asensio. 3-0: min. 74, Isco.

Pese los golpetazos en este inicio de Liga, el campeón de Europa sigue convencido de que ganará casi siempre en el Bernabéu con la ley del mínimo esfuerzo. Le faltan aún a este Madrid dinamismo, fluidez, rapidez, profundidad y, sobre todo, más movimiento de sus jugadores sin balón. Sobre todo en el primer tiempo, demasiado estáticos Cristiano y Benzema, abucheado por la afición ya tras su primer error, bastante grave por otro lado para un ariete.

Aunque Las Palmas pudo adelantarse también en una gran ocasión fabricada por Vitolo que salvó casi bajo palos Vallejo tras tocar Casilla, el campo se fue inclinando y las ocasiones del Real Madrid sucediéndose. No era tampoco un asedio, ni un torrente de oportunidades, pero sí cuatro o cinco claras en el primer acto.

Tuvo que ser Casemiro a la salida de un córner que peinó sin querer Dani Castellano, el que abrió la lata. Los canarios intentaron avanzar líneas en el inicio de la segunda mitad pero fue un espejismo. Reclamaron penalti por un agarrón a Vitolo y justo antes por una mano involuntaria, pero se vinieron abajo instantes después, tras el golazo extraordinario de Asensio. A partir de ahí, el Madrid jugó a placer y pudo firmar una goleada. Lo evitaron el poste y el portero visitante.

Ya con todo resuelto, Zidane sí reservó a Casemiro, Kroos y a Benzema. Una jugada típica de entrenador para evitar más pitos a su jugador. Asensio e Isco, con cuatro goles cada uno, son los máximos artilleros blancos en esta Liga. Muy significativo. Cris tiano no marca en el torneo de la regularidad ante su afición desde el pasado 14 de mayo ante el Sevilla y Benzema desde el choque ante el Alavés del 2 de abril, correspondiente a la 29ª jornada del anterior campeonato. Más llamativo aún. Están ofuscados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos