La Rioja

Un desafío enorme para iniciar mandato

Florentino Pérez abre su quinto mandato al frente del Real Madrid. :: efe
Florentino Pérez abre su quinto mandato al frente del Real Madrid. :: efe
  • «Unidos somos indestructibles», indicó el mandatario blanco en un acto en el que no se refirió al astro luso en ningún momento

  • El futuro de Cristiano Ronaldo es el primer reto en el nuevo cuatrienio al frente del Real Madrid

Resolver el entuerto de Cristiano Ronaldo. Con ese delicado desafío en el horizonte comienza Florentino Pérez su quinto mandato al frente del Real Madrid. Una nueva etapa cuyo inicio se presentaba plácido tras rubricar la escuadra en la última campaña el primer doblete Liga-Champions del club desde 1958 y que ahora se ha tornado en incierto a causa de la determinación del atacante de abandonar la entidad de Concha Espina, lo que la despojaría de su principal reclamo deportivo y comercial desde que aterrizase en el verano de 2009.

Más de 80.000 almas se dieron cita aquel 6 de julio en el Santiago Bernabéu para que el crack de Madeira, adquirido al Manchester United a cambio de 94 millones de euros, sintiese el calor de su nuevo público. «He cumplido un sueño de niño», manifestó el jugador, que no dudó en besar su nuevo escudo y en jalear a la parroquia blanca con un «Hala Madrid» que provocó el júbilo de la hinchada. «Esta es desde hoy tu afición, la que ha colocado al Madrid en la cima del fútbol mundial. Te pedirán lo máximo, pero también te lo darán», le aseguró Florentino Pérez.

Ocho años después de aquella histórica presentación, y cuando han transcurrido menos de ocho meses de que el portugués extendiese su vinculación con la 'casa blanca' hasta 2021 mediante un acto en el que proclamó que llevaba al Real Madrid en su corazón ante la mirada de un mandatario que le dijo que Di Stéfano estaría «orgulloso» de él, Florentino Pérez regresó al palco de honor del Santiago Bernabéu para abrir su nuevo cuatrienio como timonel de la nave madridista. Cristiano Ronaldo reprocha al club no haberle arropado con la suficiente fuerza y su entorno ha deslizado presuntas y astronómicas ofertas, además de transmitir que la decisión del '7' de marcharse es irrevocable.

Sangre fría

El terremoto provocado por Cristiano Ronaldo ha alterado la tranquilidad con que Florentino Pérez pretendía abordar un verano en el que las incógnitas parecían reservadas al futuro de la portería, con Keylor Navas siempre en la diana y De Gea o Donnarumma como posibles recambios del 'tico', las probables salidas de James y Morata y la opción de revolucionar el marcado con un nuevo fichaje 'galáctico' -Mbappé como favorito de la directiva- tras dos años de perfil bajo. Todo ello sin olvidar la ampliación del contrato de Zidane.

El rictus de Florentino Pérez no ha cambiado y no parece dispuesto a que el luso tuerza su brazo. Confía en que el paso de los días apague la ira de su estrella y vuelva al redil, como ya ocurrió en anteriores episodios de cólera del astro. Está dispuesto a darle cariño, pero no a perder la cabeza. Si el máximo goleador en la historia del club -406 tantos en 394 partidos- no rectifica, tendrá que dar la cara y manifestarle al presidente su deseo de salir. Entonces, y sólo entonces, se estudiarán ofertas que tendrán que dejar en 'peccata minuta' los 120 millones de euros que desembolsó el Manchester United por Pogba. «Unidos somos indestructibles», subrayó en el acto en que fue proclamado presidente. Y con dinero, más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate