La Rioja
Atlético

Griezmann logra su tercera renovación en tres años

Antoine Griezmann celebra un gol con el Atlético.

Antoine Griezmann celebra un gol con el Atlético. / Efe

  • El galo se convierte en el jugador mejor pagado de la plantilla rojiblanca y podría ser traspasado el año próximo pese a firmar hasta 2022

Se acabó el culebrón, al menos por lo que respecta a este verano. El francés Antoine Griezmann ha pasado de las palabras a los hechos y ha renovado su contrato con el Atlético hasta 2022, un año más de lo que tenía firmado con esa cláusula de 100 millones que el Manchester United de José Mourinho consideró prohibitiva. Aunque las cifras nunca se hacen oficiales, este acuerdo conlleva una importante subida de sueldo del jugador galo, que con unos 10 millones netos al año se convertirá en el mejor pagado de la plantilla, a la altura solo del técnico Diego Pablo Simeone.

El nuevo compromiso ni mucho menos quiere decir que Griezmann vaya a cumplir la totalidad del contrato, ya que lo más probable es que tras el Mundial de Rusia 2018 cambie de aires, pero supone una gran noticia para una afición rojiblanca inquieta ante el traslado al nuevo estadio Wanda Metropolitano sin la llegada de refuerzos. Se temía el adiós de su estrella desde que el galo jugó al ratón y al gato con declaraciones que no sentaron nada bien en el club.

Se trata de su tercera renovación, a una por temporada. Llegó al Calderón en 2014, previo abono de 30 millones a la Real Sociedad y con una primera cláusula de 65; amplió en 2015, cuando se ejecutó una campaña más de las cinco que tenía y se aumentó la rescisión unilateral a 80 millones, y volvió a mejorar en 2016, cuando se estableció su vínculo hasta 2021 y se elevó su cláusula a 100 millones.

Sólo habían pasado 24 horas del último choque del Atlético en el Vicente Calderón ante el Athletic, tras el que Griezmann saltó más que ninguno el grito de «¡madridista el que no bote es!», cuando ya cifró en un seis sobre diez las posibilidades de jugar en el United, club que le habría ofrecido casi el doble de lo que ganaba en el Atlético. Se sinceró en un programa de humor de la televisión francesa y añadió que sus opciones de seguir de rojiblanco eran siete.

Lo que pareció una broma adquirió mucho más vuelo al dia siguiente. «Estoy listo para irme. Quiero ganar títulos y es lo que voy a buscar este verano en el momento de decidir su futuro», subrayó. En el Atlético se sorprendieron y dejaron entrever que todo correspondía a una maniobra del futbolista para mejorar su contrato, aunque ello le exponga al enfado de la hinchada. Se prodigaron los contactos con Eric Olhats, representante de Griezmann y persona de su plena confianza desde que llegó a San Sebastián.

En plena rumorología se produjo el fallo del Tribunal de Arbitraje de Deportivo (TAS), organismo que mantuvo la sanción de la FIFA que impide al Atlético inscribir nuevos jugadores hasta el mercado de enero de 2018. Griezmann fue uno de los primeros que reaccionó y mostró su compromiso con los colchoneros. «Ahora más que nunca #Atleti #Todosjuntos», enfatizó en las redes sociales. «Es un momento duro para el club, sería un golpe sucio salir ahora», añadió después en los medios franceses, ya que tras unas cortas vacaciones en Estados Unidos, donde siguió la NBA, el delantero se concentró con su selección.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate