La Rioja

Los móviles y las tarjetas de crédito, claves para confirmar los amaños del caso Osasuna

  • El juez ve indicios de amaño en los duelos del Betis contra los navarros y el Valladolid e implica a Amaya, Jordi Figueras y Xavi Torres

El denominado 'caso Osasuna' se va aclarando. El juez ha concluido la investigación y, de las 29 personas investigadas (imputadas), considera que hay indicios para juzgar a 18 de ellas por los delitos de apropiación indebida, societarios, falsedad en documento mercantil, falsificación de las cuentas anuales y corrupción deportiva (por el supuesto amaño de partidos). Estos delitos fueron presuntamente cometidos durante el mandato de Miguel Archanco como presidente de Osasuna -de 2012 a 2014-.

El juez instructor cifra el dinero extraído de las cuentas del club con fines delictivos o cuyo destino no ha sido justificado por los directivos responsables de la gestión del club en al menos 2,2 millones de euros, según el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Sobre la compra de partidos, el juez estima que hay indicios de que exmandatarios pagaron a tres jugadores del Betis, Antonio Amaya, Jordi Figueras y Xavier Torres, 650.000 euros en metálico: 400.000 para que ganaran al Valladolid y 250.000 para que perdieran con el club rojillo en los dos últimos partidos de la temporada 2013-14.

La presunta participación de los jugadores se desprende del análisis de los posicionamientos de sus móviles, que se ubican en las zonas donde se produjeron las negociaciones entre los directivos y los jugadores, y en el análisis patrimonial de ellos realizado, que revela diversos pagos en metálico por elevados importes y una caída importante en los reintegros bancarios de dinero tras los pagos en metálico presuntamente efectuados. En cambio, decreta el sobreseimiento de la causa a Sergio García, Damiá, Puñal y Jorge Molina y el técnico Petar Vasiljevic.