La Rioja

El Sevilla encuentra la fortuna en Canarias

Las Palmas. El Sevilla tiró de oficio para asaltar el Estadio de Gran Canaria, donde nadie había ganado esta temporada en LaLiga Santander, y venció a la UD Las Palmas con un gol en tres toques: saque de Sergio Rico, prolongación de Iborra y definición de Correa. La actuación del portero sevillista fue decisiva, no solo con sus grandes intervenciones durante el partido, sino también en el inicio de la jugada que decidió el encuentro a diez minutos del final.

Los primeros minutos ya mostraron desajustes en ambos lados y Sergio Rico hizo una meritoria parada tras un disparo de Jesé. Poco después el guardameta tuvo que volver a atajar un tiro lejano del futbolista cedido por el París Saint-Germain.

La polémica llegó en dos posibles penaltis en el área andaluza. Primero con una salida de Sergio Rico en la que se llevó por delante a Boateng (minuto 19), y ya terminando la primera parte, en unas posibles manos de Mercado tras un centro Jesé.

En la segunda parte, el partido estaba en que cualquiera de los dos aprovechara un desajuste. Sampaoli, que sabe mucho de esto, metió a Iborra y Correa en el césped, y el gol no llegó precisamente en un desajuste: saque largo de Rico, peinada de Iborra y el argentino Correa que resuelve por bajo ante Varas. Tres toques y tres puntos. Sota, caballo y rey, sin ganar la estadística de la posesión. Eso no da puntos.