La Rioja

Luis Suárez celebra ante Marcos Llorente uno de sus goles de ayer en Mendizorroza. :: efe
Luis Suárez celebra ante Marcos Llorente uno de sus goles de ayer en Mendizorroza. :: efe

El Barcelona deja un recado en Vitoria

  • Luis Suárez abre y cierra la cuenta azulgrana, a la que contribuyeron Neymar y Messi; Aleix Vidal se fue con una fuerte luxación de tobillo

  • Los culés golean a su rival de la final de Copa del Rey en una tarde sin historia

El Barcelona se dio un festín ante el Alavés, al que venció por un contundente 0-6. A los azulgranas le bastaron ocho minutos mágicos, entre el 59 y el 67, para sentenciar un encuentro que llegó con 0-2 al descanso, en lo que fue un excesivo castigo para el equipo vasco. El tridente del Barça tuvo una gran tarde y Luis Suárez deslumbró por encima del resto con dos tantos. La peor parte se la llevó Aleix Vidal, que tuvo que ser retirado en camilla debido a una fuerte luxación en el tobillo derecho.

El choque arrancó con una primera llegada del Alavés en la que Marcos Llorente no alcanzó a rematar un centro de Nenad Krsticic desde la banda izquierda. Posteriormente, en el minuto 3, el Barcelona trenzó una jugada larga que concluyó con una dejada de Neymar para un posterior remate de Leo Messi que atrapó Fernando Pacheco por abajo.

Los visitantes comenzaron a dominar el encuentro y llevar la iniciativa, mientras que los babazorros esperaron ordenados su oportunidad al contraataque. Messi advirtió, pero quien evitó el gol fue Ter Stegen, tras una acción individual de Theo Hernández. El Barcelona reaccionó y logró su primer gol. Luis Suárez aprovechó el pase de Aleix Vidal. Poco después, Neymar se aprovechó de un error defensivo para firmar el segundo gol a puerta vacía.

El Alavés arrancó el segundo periodo como el primero, con una ocasión de gol, pero Christian Santos erró cuando sólo tenía que empujar un pase medido de Theo. Quien no falló fue el Barcelona, que en diez minutos sentenció el compromiso. Leo Messi recuperó un balón en la frontal del área y no perdonó con un zurdazo raso que se coló por debajo de las piernas de Pacheco (0-3); tres minutos después, Alexis introdujo el balón en su portería cuando intentó despejar un pase de Suárez; y tres minutos más tarde, Rakitic firmó el quinto de una tarde redonda para los culés, que aún celebraron un sexto gol, obra de Luis Suárez.