La Rioja

El temporal aplaza el partido Celta-Madrid

  • El viento levantó la cubierta de Balaídos y existe riesgo de desprendimiento

madrid. El temporal en Vigo, que provocó la rotura de una cubierta de Balaídos, obligó ayer sábado a la suspensión del partido entre el Celta y el Real Madrid por motivos de seguridad. Pese a la presión del Real Madrid, dispuesto a jugar este domingo contra el Celta -el miércoles disputará la vuelta de semifinales de Copa contra el Alavés en Mendizorroza- y la dificultad de encontrar una fecha alternativa, la imposibilidad de reparar los desperfectos a tiempo no garantizaba la seguridad de los espectadores en Balaídos, donde existe «riesgo evidente de desprendimiento de chapas y piezas desplazadas». Para la reparación de los desperfectos de la cubierta de la grada de Río de Balaídos es necesario, según los especialistas, que las rachas de viento no superen los 40 km/, lo que no está previsto al menos hasta el martes.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, basándose en informes de los técnicos del Ayuntamiento y de los bomberos de la ciudad, fue el encargado de anunciar a primeras horas de la tarde de ayer la suspensión del Celta-Real Madrid, confirmada posteriormente por Movistar, el operador televisivo que iba a ofrecer el encuentro de Balaídos a partir de las 20.45 horas. Después de que el fuerte viento, con ráfagas de hasta 90 km/h, levantase la noche del viernes al menos veinte metros de la cubierta de la grada de Río del vetusto estadio de Balaídos y amenazase con más daños, el alcalde de Vigo fue el encargado de avanzar la suspensión.

Al conocer la suspensión del Celta-Real Madrid, el Alavés llegó a solicitar también el aplazamiento del partido de vuelta de semifinales de Copa contra el Celta fijado para el miércoles. Sin embargo, el Alavés-Celta del que saldrá el miércoles el segundo finalista de Copa no será aplazado.