La Rioja

análisis

El Atlético vuelve a sus orígenes

Griezmann celebra su gol con Godín.
Griezmann celebra su gol con Godín. / Afp
  • Su pegada y la portería a cero, claves ante Las Palmas y Eibar

El Atlético de Madrid ha comenzado el 2017 dispuesto a remendar viejos errores del principio de temporada. El conjunto del Cholo cambió su cara ante Las Palmas en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey (0-2) y se impuso al Eibar en Ipurua con idéntico resultado en un choque en el que los rojiblancos mostraron su cara más gris, pero en el que sacaron a relucir la vieja fórmula que les llevó a pelear con los más grandes, ser prácticos.

"Hemos vuelto a lo que es el Atlético, a defender bien sin encajar gol y a intentar hacer daño arriba con las pocas ocasiones que podemos tener", afirmó Griezmann al final del encuentro. No es para menos, los rojiblancos no habían disparado entre los tres palos de la portería del Eibar hasta el minuto 53, momento en el que Saúl comenzó a decantar el partido con una jugada de estrategia, otra de las señas de identidad del equipo en tiempos pasados.

En Ipurua el Atlético de Madrid no mostró su mejor versión, ni mucho menos. El Eibar dispuso de ocasiones en la primera mitad y asedió incluso la portería de Moyá tras el gol de Saúl, pero se toparon con un muro. Los rojiblancos fueron infranqueables y recordaron a ese grupo casi granítico que asombró a Europa gracias a su solidez defensiva. "Parece que los dominas, pero les vale un 'puntazo' para hacer gol. Son muy buenos defensores y la gente de arriba te hace daño", definió Mendilibar a la conclusión del choque.

Prueba de la mejora defensiva del Atlético es que los rojiblancos apenas han recibido un tanto en los últimos cuatro partidos -ante el Guijuelo-, curiosamente desde que Moyá sustituyó a Oblak por lesión. Simeone ha optado por perder fluidez en el centro del campo en favor de un José María Giménez más implicado a la hora del repliegue y, de momento, la apuesta le ha salido bien. Sólido y con pegada, como en los viejos tiempos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate